¿Quiénes se han beneficiado en Jalisco con el robo de combustibles?

Publicado el

Puntos y Contrapuntos

Criterios

 

Sobre los más recientes 24 días, en los cuales la zona metropolitana de Guadalajara y Jalisco en general han padecido un fuerte desabasto de combustibles, hay dudas que el gobierno de la República está obligado a aclarar, luego de investigar en forma meticulosa y profesional.

Hay respuestas que tendrían que ofrecer a los jaliscienses la Fiscalía General de la República, la Fiscalía Especializada en Materia de Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción, la Secretaría de Hacienda, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, el Servicio de Administración Tributaria, la Secretaría de la Función Pública, la Secretaría de Energía, la Auditoría Superior de la Federación y la Dirección General de Pemex.

Las interrogantes son muchas y vale la pena plantear algunas de las más importantes.

  1. ¿En qué medida ha influido en el desabasto de combustibles en la zona metropolitana de Guadalajara y en Jalisco el hecho de que el gobierno federal haya tomado el control de las instalaciones de Petróleos Mexicanos para evitar el robo, el saqueo directo en las refinerías y en las plantas distribuidoras, a través de la simulación o alteración de facturas, realizada por funcionarios corruptos y empleados desleales de Pemex, en beneficio de empresarios inescrupulosos?
  2. ¿En qué medida ha influido en el desabasto de combustibles el hecho de que el gobierno federal haya cerrado los principales ductos del país, en diferentes temporalidades, para inhibir las extracciones ilegales de combustibles, lo que ha evitado que gasolinas y diesel robados lleguen con la misma regularidad que en el cierre del año pasado a clientes privados o a gasolineras?
  3. ¿Qué gasolineras de Jalisco muestran operaciones irregulares, con respecto a los volúmenes de ventas que tenían hasta diciembre del 2018 y al origen legal o ilegal de los combustibles que comercializaban?
  4. ¿Qué volumen de las pipas que eran sustraídas ilegalmente del control de Pemex, para vender combustibles en forma clandestina, tenían sus operaciones en la zona metropolitana de Guadalajara y en Jalisco?
  5. ¿Qué volúmenes de los combustibles que se consumían en la zona metropolitana de Guadalajara y en Jalisco hasta diciembre pasado eran producto de la ordeña clandestina de los ductos de Pemex?
  6. ¿Quiénes son los propietarios de esas gasolineras que se han prestado en Jalisco para el tráfico ilegal de combustibles?
  7. ¿Cuáles son las empresas con grandes flotas de vehículos, y los nombres de sus propietarios, que formaban parte de las redes de compraventa clandestina de combustibles conseguidos de forma ilegal en instalaciones de Pemex o a través del robo por perforaciones en ductos?
  8. ¿Qué dependencias de gobierno, federal, estatal y municipal se beneficiaban de la compra de combustibles robados y quiénes son los funcionarios o exfuncionarios responsables de esas operaciones?
  9. ¿Cuántas cuentas bancarias y de qué personas o empresas han sido ubicadas en Jalisco, relacionadas con operaciones ilegales en la compraventa de combustibles robados?
  10. ¿Qué funcionarios federales, estatales y municipales, por omisión o complicidad, están vinculados con el negocio del robo y comercialización de combustibles en la zona metropolitana de Guadalajara y en Jalisco?

 

INDICIOS

En la comercialización de combustibles robados sí están involucrados empresarios de Jalisco, reiteró Pablo González Córdoba, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), en entrevista publicada el pasado sábado 26 de enero en el periódico Mural, de Grupo Reforma en Guadalajara.

“Sí hay personas que estaban dedicándose, la misma maña compró gasolineras y empezó a operarlas, acaban de cerrar ayer una en Medrano (en el oriente de Guadalajara)”, explicó González Córdoba. “Eso que lo investigue la PGR, el Ejército, pero sí había contubernio con muchos empresarios y de muchas empresas que compraban, sin decir nombres, compraban gasolina a mitad de precio”, agregó.

Jalisco, precisó el empresario gasolinero, es la quinta entidad del país donde se cometen más robos de gasolina. Señaló que una pipa de 20 mil litros de gasolina cuesta 400 mil pesos y hay quienes la compraban en Jalisco a mitad de precio, por fuera de los circuitos formales de distribución de Petróleos Mexicanos.

Aseguró que hasta el pasado viernes 25 de enero del 2019, “de las 500 gasolineras, ya el 80 o 90 por ciento están cubiertas (…) Suman 488 pipas que se surtieron en un solo día”.

Contrario a lo señalado por autoridades estatales de Jalisco, González Córdoba informó que desde el miércoles 23 de enero del 2019 el suministro de gasolinas a la zona metropolitana de Guadalajara comenzó a mejorar, lo que se reflejaba en filas más cortas de vehículos en las estaciones de servicio.

En Jalisco operan un total de mil gasolineras y la mitad se encuentra en la zona metropolitana de Guadalajara. Estas últimas se surten del combustible que llega vía poliducto Salamanca-Guadalajara a las plantas de El Castillo y El Salto.

El gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Ramírez se refirió al problema de la comercialización ilegal de combustibles en la entidad, en una entrevista publicada por el periódico Reporte Índigo el pasado jueves 17 de enero del 2019.

“En términos de factura, de comprobación fiscal, se compraba menos combustible antes que el día de hoy, y hoy tenemos un nivel de desabasto del 40 por ciento, ¿cómo? pues me imagino que el sentido común podría hacernos pensar o entender que lo que pasaba era que el resto de la gasolina que se consumía en Jalisco se la compraban a alguien más, no a Pemex”.

 

ANTECEDENTES

En los últimos 10 años, la Procuraduría General de la República ha decomisado dos millones 707 mil litros de hidrocarburo robado en el estado de Jalisco, lo que equivale a más de 135 pipas de 20 mil litros. La gasolina Magna es el combustible más sustraído ilegalmente, pues representa 58% de los hidrocarburos asegurados por la dependencia en la década. Después están el diésel, con 16%, y el gas LP con dos por ciento, resumía una información publicada por el periódico El Informador de Guadalajara el pasado jueves 20 de diciembre del 2018.

Agregaba que sólo entre enero de 2017 y noviembre de 2018, la dependencia había decomisado un total de 726 mil 863 litros de combustible. Y Tlajomulco de Zúñiga era el municipio en el que más hidrocarburo se decomisaron en ese periodo, al registrar 387 mil 548 litros incautados; es decir: más de la mitad del combustible robado. Le seguían, hasta esa fecha, Tlaquepaque, con 28 mil 210 litros; Zapopan, con 21 mil 400, y Jocotepec, con 19 mil 200 litros.

Desde hace cuatro años había indicios claros de que las casi 400 gasolineras que operaban entonces fuera de la zona metropolitana de Guadalajara eran extorsionadas por grupos delincuenciales, para usarlas como canales de distribución de gasolinas y diesel robados en ductos de Pemex, reconoció la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros en una información publicada por Reporte Índigo el jueves 15 de mayo del 2014.

Desde entonces estaba claro que las dimensiones de ese negocio ilegal eran enormes. Con las ventas al menudeo de casa en casa y los tratos directos con grandes industrias en Jalisco, se calculaba que la venta de los combustibles robados generaba a los criminales ingresos por 600 millones de pesos mensuales, equivalentes a 7 mil 200 millones de pesos al año, según diagnosticaba la Amegas.

El 15 de julio del 2016 la Consultora Etellekt dio a conocer su estudio “Situación actual y perspectivas sobre el robo de hidrocarburos en México 2016”, realizado por su Unidad de Análisis de Riesgos en Seguridad, que documentó las formas de operar de los grupos criminales en el robo de hidrocarburo.

Identificó que el 95% de las tomas clandestinas a nivel nacional las realizaban los grandes cárteles del país. Advertía que en específico la organización de los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) eran responsables del 40% y 21% de las tomas clandestinas en la red de ductos de Pemex, respectivamente.

También concluía que la gasolina que se ordeñaba en Jalisco se vendía de forma ilegal en Tlajomulco de Zúñiga, Tala y Zapotlanejo.

Esos tres municipios, por donde corre el poliducto de Pemex Guadalajara-Salamanca, eran desde 2016 puntos de alerta, en los que se detectó una alta incidencia de tomas clandestinas y que, por su ubicación clave, eran usados como zona de venta y distribución, según el análisis.

El reporte de la Consultora Etellekt concluía que los principales compradores de combustibles robados a Pemex eran desde entonces conductores en general, pero también transportistas e incluso empresarios gasolineros.

Tlajomulco de Zúñiga es el municipio con más alta incidencia de perforaciones de ductos para robo de combustibles en Jalisco. Sus cuatro últimos presidentes municipales han pertenecido al mismo grupo político, actualmente vinculado al partido Movimiento Ciudadano.

El actual gobernador de Jalisco (2018-2025) por Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez, fue alcalde de Tlajomulco de Zúñiga en el periodo 2010-2012 y llegó entonces postulado por los partidos PRD-PT. Le sucedió en el cargo Ismael del Toro Castro en el periodo 2013-2015, quien llegó al cargo postulado por Movimiento Ciudadano, mismo partido que lo llevó a la presidencia municipal de Guadalajara para el actual periodo 2018-2021.

Postulado por MC gobernó Tlajomulco del 2015 al 2018 Alberto Uribe Camacho, quien ahora se desempeña como director general de coordinación política en la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el equipo de Marcelo Ebrard Casaubón. El actual alcalde de Tlajomulco por MC es Salvador Zamora Zamora, para el periodo 2018-2021.

 

En la misma categoria

Otras Noticias