07 de febrero de 2022.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia matutina, habló de dos hechos violentos que se registraron este fin de semana.

Anunció que se reforzará la seguridad en Zacatecas, donde este sábado, grupos de la delincuencia asesinaron a 16 personas, 10 de esos cuerpos abandonados en calles de una comunidad de Fresnillo y otros seis en una bodega.

Se reforzará la presencia de policías federales, pero también –dijo- se llevará a cabo un trabajo más intenso de inteligencia, por estos hechos que calificó como “un acto de provocación”.

“Es un acto de provocación. En uno de estos actos donde dejaron cuerpos se descubrió un dron que estaba tomando, estamos hablando de un acto propagandístico. Es un enfrentamiento entre grupos, pero también hay mucho de provocación”.

 

Infiltrados en grupo de normalistas de Ayotzinapa

Al referirse también a los hechos violentos que se registraron el pasado viernes, cuando normalistas de Ayotzinapa lanzaron un tráiler sin conductor en contra de policías de la Guardia Nacional, donde resultaron heridos 40 elementos, López Obrador consideró que hay infiltrados en ese movimiento y lanzó un llamado a los estudiantes a no dejarse manejar porque pudo haber “muchos muertos”.

“Es muy lamentable lo que sucedió, fue muy grave, porque pudo haber una tragedia; muchos muertos. Se tuvo suerte de que el tráiler se estrelló en un edificio de turismo y eso lo detuvo, porque había puestos y comerciantes; iban a perder la vida muchos”.

Así respondió respecto a que hay infiltrados en ese movimiento, donde incluso habló de que pudieran ser de la delincuencia organizada. “Gentes que hacen actividades ilícitas”.

Y hasta a los padres de familia de los normalistas inconformes, les envió mensaje, “me dirijo también a sus papás que nos ayuden, que hablen con ellos, porque este no es el camino. Nosotros no somos represores”.

El incidente se registró en la caseta de Palo Blanco, en la Autopista del Sol en el estado de Guerrero.

Comentarios