Select Page

Regreso a clases en el corazón de la pandemia

Regreso a clases en el corazón de la pandemia

Se acerca el regreso a clases. Millones de niñas, jóvenes y adolescentes de todos los niveles volverán a su actividad sustancial: estudiar. Las labores comenzarán de forma escalonada a partir del 10 de agosto hasta el 24 del mismo mes. Sobra decir que será un regreso diferente. Nos encontramos en el corazón de la pandemia por coronavirus, los contagios y las defunciones siguen aumentando, y no contamos hasta este momento con mejores estrategias para superar al virus, que la sana distancia.

Aun así, las actividades educativas deben continuar con un protocolo que garantice mayor seguridad. En este sentido, las autoridades educativas federales y estatales han decidido que el retorno será virtual. No hay condiciones para asistir a las aulas. Quizá no las tengamos hasta inicios de 2021.

Desde luego, la seguridad de los estudiantes y docentes no está a discusión, por ello se optó por la educación vía remota en los siguientes meses. Sin embargo, hay que tomar en cuenta varios elementos que impactarán en la labor educativa.

No olvidemos que una cosa fue interrumpir los cursos presenciales en marzo pasado y mandar a los estudiantes a continuarlos vía remota, en los casos que fue posible porque muchas escuelas en la práctica dieron por terminado su ciclo, y otra realidad harto diferente es iniciarlos en agosto vía remota. En marzo ya se contaba con un amplio espacio de socialización entre docentes y estudiantes que hoy en día será más complicado construir. No es lo mismo terminar un curso vía remota que iniciarlo sin conocer personalmente a compañeros de aula y profesores.

Es evidente que se han presentado problemas, trastornos emocionales y psicológicos en varios miembros de la comunidad académica por la ausencia de un espacio físico donde interactuar con sus pares, esta situación necesariamente deberá ser atendida. No debemos dar por sentado que solamente es un cambio en el formato, de lo presencial a lo virtual, por el contrario, tiene varias implicaciones sociales que no podemos ignorar.

El modelo propuesto por el gobierno federal para el regreso a clases en el nivel básico y medio básico será a través de las pantallas de televisión. En el caso de las universidades, serán esas casas de estudio quien determinen la manera de regresar a sus actividades, aunque en principio también será vía remota con sus propios recursos.

Un dique que debemos superar para las clases vía remota es la brecha de equipamiento tecnológico en los hogares. Existe población estudiantil en desventaja socioeconómica que, por carecer de los medios necesarios mira complicada la posibilidad de acceder a educación a distancia a través de internet, incluso por televisión. Según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Usos de Tecnologías de la Información en los Hogares (Enduthi) 2019, 96.9 por ciento de las familias ubicadas en los deciles más altos de ingresos cuentan con televisión; 17 por ciento de los hogares más pobres del país carece de este equipamiento.

De los más de 7 millones de hogares de ingresos bajos apenas 16.4 por ciento tienen acceso a computadoras; y 19 por ciento a conexión a Internet. En contraste, 79.7 por ciento de los 3 millones de hogares con ingresos altos posee una computadora; y 89.7 por ciento tiene conexión a Internet.

Por ello, el uso de la tecnología instalada por las cadenas de televisión para las clases vía remota resulta una buena alternativa. Con este esquema se utilizarán seis canales de la televisión privada y pública (Televisa, Televisión Azteca, Imagen y Grupo Multimedios, así como Canal Once), y se atenderá a 30 millones de estudiantes de 16 grados escolares.

Las transmisiones serán irán de ocho de la mañana a siete de la noche con más de 4 mil 550 programas de televisión, acordes con planes y programas de estudio, de educación inicial, prescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

En medio de toda la pandemia es necesario llamar a la cordura de los gobernantes para evitar politizar un problema de salud. Urge que eleven su estatura política.

Por vía de mientras, no tenemos otra opción: las clases serán virtuales los siguientes meses.

 

@contodoytriques

 

Comentarios

Acerca del autor

Eduardo González Velázquez

Profesor de Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara.

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir