02 de julio de 2022.- Un pequeño alud de troncos quemados, lodo, agua y piedras, fueron arrastrados esta tarde por el río Salsipuedes,  en San Gabriel, Jalisco. El hecho causa susto, alerta e intranquilidad entre los habitantes de ese municipio, ante la sospecha de que una nueva tragedia golpee el pueblo, tal como ocurrió hace tres años y un mes, cuando un grande alud cubrió casas y todo a su paso, causando la muerte de cinco personas y un desaparecido, así como pérdidas millonarias en menaje y viviendas a tres mil afectados.

 

Vecinos de diferentes lugares de ese municipio grabaron lo que sucedió esta tarde y advierten a autoridades y ciudadanos sobre lo que consideran un riesgo.

El 2 de junio de 2019, más del 30 por ciento de la superficie de ese poblado en lo que corresponde al primer cuadro, quedó bajo una nata de escombros, troncos quemadas, agua putrefacta y ceniza, luego de que se reconoció de las constates quemas provocadas en la parte alta de Apango y en un asunto relacionado con la expansión de la agroindustria del aguacate.

2 de junio, San Gabriel, la imagen de la tragedia que regresará

 

Comentarios