Ciudad de México.-Luego de que Reforma informara que a Carlos Romero Deschamps, líder petrolero, le fueron congeladas sus cuentas bancarias en medio de una investigación por los delitos de enriquecimiento ilícito y operaciones de procedencia ilícita, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó tal situación.

Durante su conferencia matutina, el presidente desmintió al diario nacional, no sin reconocer que el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) sí es investigado y tiene dos denuncias en la Fiscalía General de la República.

“Hay 2 denuncias que se enviaron a la FGR. No es como lo sostiene un periódico, de que se congelaron cuentas. Eso no. Pero sí se enviaron las denuncias a la FGR”, explicó el mandatario federal.

Según Reforma, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores recibió una solicitud de la Unidad de Investigación Financiera para que el líder del sindicato petrolero no pueda realizar algún tipo de transacción, ya que se encuentra bajo investigación por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. La medida incluiría a su esposa e hijos,quienes también estarían bajo pesquisas de las autoridades federales.

Apenas ayer, se reveló que Romero Deschamps está por dimitir del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, presuntamente para atender las acusaciones en su contra.

En febrero pasado, Romero Deschamps fue denunciado por sus opositores en el STPRM ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

Comentarios