Guadalajara, Jalisco.-Al presentar las cifras de incidencia delictiva correspondientes al mes pasado, Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, atribuyó los homicidios ocurridos en el área metropolitana de Guadalajara a pugnas entre el crimen organizado y aseguró que “se están matando entre ellos”.

Aunque reconoció que hay a quienes no les gusta la expresión, Alfaro Ramírez sostuvo que esa es la realidad y durante la presentación ponderó que los homicidios dolosos van a la baja, ya que en abril se registraron  219 asesinatos, contra 229 ocurridos en marzo.

Ejemplificó que, en el caso del menor de edad muerto ayer tras un ataque a balazos en la colonia Atlas, diversos miembros de la familia contaban con antecedentes penales por delitos contra la salud y su padre, quien también pereció, se dedicaba al narcomenudeo.

En este sentido Alfaro destacó la liberación de 21 personas que se encontraban plagiadas en casas de seguridad del crimen organizado, pues de lo contrario la cantidad de homicidios dolosos se habría incrementado.

Asimismo, justificó que de los 219 asesinatos ocurridos durante abril, 17 corresponden a cadáveres localizados en fosas clandestinas, por lo que “podrían ser casos previos a este gobierno”, ya que según el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses algunos presentan evolución cadavérica de hasta ocho meses.

En cuanto a otros delitos contra la integridad monitoreados por la adminsitración de Enrique Alfaro, las cifras presentadas a medios de comunicación revelan un ligera disminución. Por ejemplo, en el caso de lesiones dolosas, en abril se cometieron 745, mientras que en mayo se abrieron 853 carpetas de investigación por este delito, siendo la cifra más álgida desde el pasado mes de noviembre, cuando se renovó la gubernatura de Jalisco.

En el caso de los feminicidios, Alfaro Ramírez aseguró que “ya se están aplicando los protocolos internacionales para saber si ocurrió uno” y presentó cifras con un decremento de menos uno, registrándose dos feminicidios en abril y tres en marzo.

No obstante, en el caso del abuso sexual los delitos se incrementaron de 221 a 229 en el mismo periodo y las violaciones disminuyeron de 40 a 32.

Destaca en las cifras presentadas por el gobernador que la incidencia delictiva se acumula principalmente en los municipios del área metropolitana de Guadalajara, donde ocurren, al menos, seis de cada 10 delitos (en el caso de lesiones dolosas) y hasta ocho de cada 10 homicidios dolosos.

Por su parte, Madeconio Tamez, jefe del gabinete de seguridad del gobierno estatal, atribuyó la ligera disminución delictiva a los operativos implementados por la Bases Operativos Interinstitucionales, que coordinan a corporaciones de nivel municipal, estatal y federal.

Finalmente, Alfaro Ramírez reconoció que la seguridad no va “tan bien como quisiéramos”, pero que “vamos avanzando” y que su gobierno no presentará cifras maquilladas.

Comentarios