Select Page

Sobre el Poder Judicial de Jalisco, pierdan toda esperanza

Sobre el Poder Judicial de Jalisco, pierdan toda esperanza

Puntos y contrapuntos

Criterios

El peor estado de la República, en donde está más acentuado el nepotismo en las entrañas del Poder Judicial de la Federación es Jalisco. Pero esas reprobables prácticas también contaminan al Poder Judicial en el ámbito estatal, que sucumbe a los mismos males y similares vicios.

Por tal razón, pocas o nulas esperanzas tendrían los jaliscienses de que esas prácticas pudieran desterrarse si, como se anticipa, a más tardar el próximo viernes 14 de diciembre es reelecto presidente del Supremo Tribunal de Justicia el magistrado Ricardo Suro Esteves.

 Si así sucediera, la pretendida refundación del estado que el nuevo gobernador Enrique Alfaro Ramírez ha anunciado, tendría que esperar dos años, por lo menos, en lo que corresponde al Poder Judicial de Jalisco, en tanto concluyera el nuevo periodo para el cual sería electo Suro Esteves, quien representa en la máxima instancia de administración de justicia de la entidad los intereses del exgobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y de su padre, el magistrado Jorge Leonel Sandoval Figueroa, quien despacha en la Séptima Sala Especializada en Materia Civil del Supremo Tribunal de Justicia.

El nepotismo en el Poder Judicial de la Federación es un mal generalizado, pero en Jalisco es donde más jueces y magistrados tienen familiares trabajando en su estructura, advierte un estudio realizado por la organización no gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, al que se refirió Mural en una información publicada el pasado miércoles 26 de septiembre del 2018.

“Lo que demuestra este estudio es que el 51 por ciento de los Jueces y Magistrados (en el País) tiene por lo menos un pariente en el Poder Judicial. Eso se compara con el 8 por ciento en Estados Unidos, y ese 8 por ciento lo ganaron por concurso, por mérito. Aquí es distinto. ¿Cuál es el peor Estado de la República por nepotismo judicial? Jalisco, con 77 por ciento”, aseguró Claudio X. González Guajardo, presidente de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

La imposición de familiares en la estructura del Poder Judicial de la Federación en Jalisco no sucede necesariamente por capacidad o mérito. Esa práctica propicia los cotos de poder, obstaculiza la administración de la justicia y le abre espacios a la corrupción y a la impunidad.

 JUSTICIA LOCAL

 ¿Es diferente la situación en el Poder Judicial del Estado de Jalisco, que administra la justicia del fuero común en nuestra entidad?

 “Nombran jueces a parientes en Jalisco”, se leía nota publicada por Mural el jueves 12 de marzo del 2015.

 Advertía la información que familiares y amigos de magistrados, consejeros de la Judicatura y secretarios fueron seleccionados como jueces orales en materia penal. 

Textual decía la reseña: “El hijo y hermano de Luis Carlos Vega Pámanes, presidente del Poder Judicial, Luis Carlos y Horacio, respectivamente, serán jueces, al igual que Leopoldo, hermano de Alfonso Partida, consejero de la Judicatura. Los hijos de los magistrados Juan José Rodríguez, Antonio Fierros, Miguel Ángel Estrada, Luis Ernesto Camacho y Celso Rodríguez también serán jueces penales en materia oral”.

 Aunque hubo reclamos en el sentido de que 58 de los 95 candidatos elegidos jueces para el nuevo sistema penal incumplieron la Ley Orgánica del Poder Judicial, el entonces presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco y al mismo tiempo presidente del Consejo de la Judicatura, Vega Pámanes, los defendió y los mantuvo en sus cargos, señaló Mural el viernes 3 de junio del 2016.

 El viernes 14 de julio del 2017 la organización no gubernamental México SOS denunció que en el Poder Judicial de Jalisco había listas de reserva para ocupar cargos de jueces, pero operaban bajo la discrecionalidad y, en muchos casos, en favor de familiares de funcionarios judiciales.

 “Solamente las personas que están incluidas en la misma (lista) pueden aspirar a ser jueces en cuanto se abra una vacante”, dijo Anuar García Gutiérrez, titular de la Comisión de Justicia de México SOS, al periódico Mural.

 En esa misma información, el entonces diputado local por Movimiento Ciudadano (2015-2018) Augusto Valencia López reprochó que esa práctica tiene ya muchos años.

 “Los Magistrados y jueces son los responsables directos, sí ellos se dedican a colocar a sus novias, esposas, familiares, cuñados, a sus hijos en las áreas de decisión del Poder Judicial. Tenemos (ese) grave problema en México, en donde uno de los poderes está literalmente emparentado entre sí, promoviendo nepotismo y actos de corrupción”, opinó Valencia López.

 “Nepotismo. Práctica que consiste en dar preferencia a los parientes y amigos en la concesión de cargos públicos, valorando este hecho más que la valía personal de los elegidos. Esta práctica se ha dado fundamentalmente en los regímenes dictatoriales y en especial, en los regímenes del Tercer Mundo”, advierte el Diccionario de Ciencia Política de Andrés Serra Rojas (Fondo de Cultura Económica-UNAM, 1997).

Agrega: “En un principio designaba específicamente en Italia, el poder que tuvieron en Roma los sobrinos o nepotes del Papa reinante, y en ese sentido algunos autores eluden a la práctica, muy usada por ciertos Papas, de proteger y prodigar favores, dignidades y cargos y procurar altas posiciones a los suyos, a sus allegados (concretamente a los sobrinos, ya que no era posible hablar, tratándose de Papas, de descendientes directos). Esa corruptela y esa denominación se extendió a la esfera de los gobiernos civiles y militares”.

 

TODO IGUAL

 Desde el corazón mismo del Poder Judicial, una voz que pide el anonimato –de una persona plenamente identificada– envía un lacónico pero resignado mensaje a esta columna:

 “Ahí sigue dominando un señor que, creo, por razones de edad ya no debería estar. Él da canonjías y puestos a familiares de magistrados para controlar los votos y las decisiones. Desgraciadamente, no va a cambiar nada. Ya verá usted”, dice con respecto a la (re) elección del presidente del Supremo Tribunal de Justicia.

 “Entre los magistrados -agrega- ya hay una cultura de sumisión a cambio de beneficios y no la van a abandonar. Todo está muy tranquilo, yo creo que va a repetir Ricardo Suro”.

 Pocas cosas cambiarán en el corto plazo en el Poder Judicial de Jalisco, pese a la pretendida refundación del gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Seguirán imponiendo su voluntad el exgobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y su padre, el magistrado Jorge Leonel Sandoval Figueroa, quienes fueron los impulsores de la llegada de Suro Esteves a la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia el jueves 15 de diciembre del 2016.

 Hace dos años, de 33 magistrados, sólo 10 discreparon y votaron por el magistrado Humberto Orendáin Camacho.

 Ese día le negaron la palabra a la magistrada Lucía Padilla Hernández. Ella explicó, en nota publicada por el Diario NTR el viernes 16 de diciembre del 2016, que “no pretendía hacer ninguna campaña para nadie, sino simple y sencillamente recordarnos que la autonomía e independencia del Poder Judicial (…) no está en manos de terceros ni en manos de otros Poderes y mi intención era apelar a la conciencia para que realmente (…) emitiéramos un voto libre, soberano y consciente”.

En su defensa entró el magistrado Higinio Ramiro Ramos, quien argumentó: “tenemos que decidir si hay una votación de estado o hay una votación libre entre nosotros; si quieren continuar con una votación de estado, la mayoría no tiene mayor problema; si queremos que el Tribunal siga manumiso, adelante, háganlo y ahoguen las voces que puedan efectuar un llamado a la libertad de una elección”.

Finalmente, ninguno de los dos fue escuchado. Historia similar podría repetirse esta semana en la sesión del pleno del Supremo Tribunal de Justicia.

“La virtud cívica no es la voluntad de inmolarse por la patria. Se trata de una virtud para hombres y mujeres que quieran vivir con dignidad y, sabiendo que no se puede vivir dignamente en una comunidad corrupta, hacen lo que pueden y cuando pueden para servir a la libertad común: ejercen su profesión a conciencia, sin obtener ventajas ilícitas ni aprovecharse de la necesidad y debilidad de los demás”, advierte el filósofo Maurizio Viroli en la página 10 de su libro Diálogo en torno a la República, que publicó junto con otro científico social, Norberto Bobbio, en la colección Kriterios, de Tusquets Editores (España, 2002).

 Varios valores sociales fundamentales están en manos de los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia: la aplicación, interpretación y preservación del espíritude las leyes, la justicia que de ellas emana y la libertad de las personas inocentes a quienes se les debe administrar con oportunidad, pertinencia y dignidad. 

 Para la buena salud de la República y del estado, las instituciones públicas exigen ciudadanos honrados, libres, dignos y valientes, que las cuiden, las preserven, las protejan y las defiendan de los abusivos,los canallas, los cínicos y los sinvergüenzas.

Comentarios

Acerca del autor

Quienes Somos

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

1

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir