Teocaltiche-Analco, narcotúnles que penetran a las instituciones

En Teocaltiche descubren túneles que conectarían instancias de presidencia municipal con casas particulares. Ahí la liga entre la delincuencia y el poder político parece profunda. En el histórico barrio de Analco, en Guadadalajara, vecinos dejan sus viviendas por presión del narco. Hablan de la existencia de fosas clandestinas en fincas abandonadas y también de narcotúneles por donde huyen los criminales, cuando la policía se atreve a entrar. En ambos casos el derecho a la paz y el Estado de Derecho se pudren desde sus entrañas y ante el silencio, o quizás la complicidad de la autoridad.