Trabajadores del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) denunciaron por la tarde de hoy que la dirección del Instituto les pide reciclar los cubrebocas N95 con lo que han estado atendiendo a pacientes con Covid-19.

Se manifestaron sobre la Calzada de Tlalpan frente a la institución y gritaron “¡No me quiero contagiar!” exigiendo la presencia de Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, para atender su problemática.

Señalan que desde hace tres semanas les dieron instrucciones para que al terminar su turno marquen sus cubrebocas N95 con sus nombres y los guarden en una caja.

De acuerdo con el enfermero Alejandro Cabrera Hernández, el objetivo era sanitizarlos y volvérselos a entregar para que los usen en su siguiente jornada laboral.

También expresaron que les han entregado batas quirúrgicas de algodón y no desechables, además de que les piden que vuelvan a utilizarlas durante sus siguientes jornadas.

Con información de El Informador

Comentarios