Estados Unidos.─ El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió este martes a su homólogo de Honduras que debe frenar la caravana de migrantes que salió de su país el fin de semana con destino a Estados Unidos, o de lo contrario le retirará el apoyo económico.

“Estados Unidos informó con firmeza al presidente de Honduras que si la gran caravana de personas que se dirigen a Estados Unidos no es frenada y llevada de vuelta a Honduras, no habrá más dinero ni ayuda para Honduras, con efecto inmediato”, sentenció Trump en su cuenta de Twitter.


El pacto de ayuda que actualmente tiene Estados Unidos con Honduras es llamado Alianza para la Prosperidad y consiste en la entrega de recursos al país centroamericano para frenar las condiciones que propician la migración.

La caravana, integrada por más de mil migrantes, partió el sábado pasado desde San Pedro Sula, Honduras. Muchos pretenden llegar a México y pedir asilo, mientras que otros quieren cruzar a Estados Unidos.

El grupo está conformado por niños, adultos mayores, jóvenes, mujeres e incluso personas en silla de ruedas, según dijo a EFE Bartolo Fuentes, uno de los organizadores de la caminata.

Los migrantes aseguran que salieron de su país debido a la violencia, desempleo y pobreza que enfrentan en sus lugares de origen.

Es un plan propuesto por la administración del expresidente Barack Obama para fortalecer el desarrollo del Triángulo Norte de Centroamérica.

No es la primera vez que el gobierno de Estados Unidos se enfrenta de forma directa a los gobiernos de los países centroamericanos. La semana pasada el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, participó junto a sus homólogos de Guatemala y El Salvador en la Segunda Conferencia sobre la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica en Washington, donde el vicepresidente estadounidense Mike Pence expresó: “Si no pueden venir a Estados Unidos legalmente, no deberían venir”.

Por su parte, las autoridades de Guatemala anunciaron que prohibirían el ingreso de los migrantes hondureños si estos no cumplían con los requisitos legales para entrar al país, no obstante, ayer en la noche pasaron la frontera de la nación centroamericana sin registrarse y durmieron en la ciudad guatemalteca de Esquipulas.

El gobierno de México también anunció que frenará el paso de los hondureños que no cumplan con la legislación migratoria. La primera meta de la caravana en territorio mexicano es Tapachula, Chiapas. En este lugar algunos de los integrantes del grupo buscarán un permiso para transitar por el país y pedirán asilo.

Apenas en abril pasado, un grupo de mil migrantes centroamericanos cruzó México con rumbo a la frontera con Estados Unidos. La situación fue utilizada por Trump, quien usó esa noticia para promover la aprobación de nuevas restricciones migratorias.

Comentarios