Ciudad de México.- La bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República entregó ayer un oficio a la Mesa Directiva, dirigida por la senadora del mismo partido, Mónica Fernández Balboa, con la finalidad de solicitar la desaparición de poderes en Guanajuato.

En la misiva, firmada por Gilberto Francisco Encinas, secretario técnico de la agrupación morenista, se lee: “Petición para que el Senado de la República conozca y determine que se ha configurado la desaparición de poderes en el Estado de Guanajuato y realice la declaratoria que se refiere a la fracción V del artículo 76 Constitucional“.

De acuerdo con la petición, realizada “por instrucciones del Senador Dr. Ricardo Monreal Ávila, Coordiandor del Grupo Parlamentario de Morena”, ésta deberá ser discutida dentro del orden del día de los senadores este 24 de septiembre.

El artículo 76 de la Constitución mexicana faculta al Senado de la República para desaparecer los poderes de una entidad federativa y nombrar un gobernador interino.

“Declarar, cuando hayan desaparecido todos los poderes constitucionales de una entidad federativa, que es llegado el caso de nombrarle un titular del poder ejecutivo provisional, quien convocará a elecciones conforme a las leyes constitucionales de la entidad federativa. El nombramiento del titular del poder ejecutivo local se hará por el Senado a propuesta en terna del Presidente de la República con aprobación de las dos terceras partes de los miembros presentes, y en los recesos, por la Comisión Permanente, conforme a las mismas reglas. El funcionario así nombrado, no podrá ser electo titular del poder ejecutivo en las elecciones que se verifiquen en virtud de la convocatoria que él expidiere. Esta disposición regirá siempre que las constituciones de las entidades federativas no prevean el caso”, se lee en el citado artículo de la Carta Magna.

A través de una exposición de motivos, los senadores de Morena justificaron la petición porque “el estado de Guanajuato atraviesa desde hace por lo menos cinco años una grave crisis de violencia e inseguridad, en donde los pobladores han visto como día con día se deteriora cada vez más las condiciones de vida, sin que se advierta la presencia ni la acción del gobierno de la entidad para brindar protección a las personas, estamos ante una real ausencia del estado de derecho”.

Guanajuato, gobernado por el Partido Acción Nacional a través de Diego Sinhue Rodríguez, fue, durante el primer semestre de este año, el estado más violento del país, ocupando el primer puesto de homicidios dolosos, con mil 741 registrados.

“Los medios de comunicación dan cuenta diaria de los terribles sucesos que acontecen en Guanajuato, en los que el promedio de asesinatos es de una persona asesinada cada dos o tres horas; escenas que ponen en evidencia clara la situación de caos que ha sido propiciada por las propias autoridades estatales, que sin duda afectan la vida del Estado e impiden a todas luces la plena vigencia del orden jurídico, actualizándose así las causales de desaparición de poderes…”, abunda el documento.

Recapitula también la misiva de Morena algunos sucesos violentos que han ocurrido recientemente en Guanajuato, como el asesinato de 24 personas en un día el pasado 28 de julio, o el ataque que el 18 de septiembre perpetró un convoy armado contra el delegado del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Juan José Olvera, quien resultó lesionado y un elemento del CNI que falleció.

“El medio electrónico am señala que, en los 28 días de febrero de este año, al menos ‘343 personas fueron asesinadas en 31 de los 46 municipios de la entidad’ y sostiene que ‘en promedio 12 personas perdieron la vida cada día, es decir una víctima cada dos horas. Es el nivel más alto de violencia en la entidad desde que se tiene registro’, lo cual es un récord terrible”, abundan la redacción morenista.

Y agrega: “El medio informativo Zócalo difunde apenas el día de ayer 23 de septiembre, que Guanajuato vive los días más violentos de su historia en donde el Cartel Jalisco Nueva Generación ‘llegó para quedarse’ a la vez de dar cuenta de un video en el que ‘se observa a un grupo numeroso de sicarios de Nemesio Oseguera, el Mencho, vestidos con ropa de camuflaje, encapuchados y fuertemente armados, en el que advierten que ya tienen presencia en otros municipios de Guanajuato’.

La petición de Morena se ampara en la Ley Reglamentaria de la Fracción V del Artículo 76 de la Constitución General de la República, misma que dispone la desaparición de poderes en una entidad cuando las autoridades estatales incurran en lo siguiente:

  • Quebrantaren los principios del régimen federal.
  •  Abandonaren el ejercicio de sus funciones, a no ser que medie causa de fuerza mayor.
  • Estuvieren imposibilitados físicamente para el ejercicio de las funciones inherentes a sus cargos o con motivo de situaciones o conflictos causados o propiciados por ellos mismos, que afecten la vida del Estado, impidiendo la plena vigencia del orden jurídico.
  •  Prorrogaren su permanencia en sus cargos después de fenecido el período para el que fueron electos o nombrados y no se hubieran celebrado elecciones para elegir a los nuevos titulares.
  • Promovieren o adoptaren forma de gobierno o base de organización política distintas de las fijadas en los artículos 40 y 115 de la Constitución General de la República.

Dicha iniciativa, según fuentes en el Senado, también solicitaría la desaparición de poderes en Tamaulipas, entidad gobernada por el también panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

En tanto, Moreal reconoció que si bien la solicitud está en el orden del día de la sesión de hoy, apenas lo dialogaron al interior del grupo parlamentario y se trata de una contrapropuesta con el Acción Nacional.

“Es una solicitud normal frente a la solicitud de desaparición de Poderes en Veracruz, (que hará el PAN). Lo más correcto sería actuar con mucha prudencia. Llamo a la cordura es un asunto delicado lo que pasa en Tamaulipas, y hemos solicitado la atracción por parte de la Fiscalía General por la supuesta ejecución de personas simulando confrontación con el crimen organizado. No quiero adelantar vísperas, serán las comisiones las que definen”, señaló.

De acuerdo con el portal la Silla Rota, la desaparición de poderes desde el Senado se ha solicitado en 48 ocasiones, siendo cuatro de ellas en Guanajuato, aunque la última ocasión que esto sucedió, de manera efectiva, en Hidalgo durante 1975.

Durante la década actual se solicitó la desaprición de poderes en Oaxaca (2006) y Guerrero (2014).

Comentarios