Adolescente que se suicidó ya lo había intentado; autoridades no atendieron oportunamente

Publicado el

07 de abril de 2022.- Yahir “N” era un adolescente de 14 años que tenía todo listo para ingresar a enfermería del Conalep porque quería ser médico, pero víctima del acoso escolar de sus compañeros de secundaria, decidió suicidarse, dejando una carta con los nombres de sus agresores, según familiares.

Sucedió en la secundaria José Rosas Moreno, en la localidad de Los Chirlos en Lagos de Moreno. Al no saber cómo enfrentar el bullying, se frustraron los sueños de Yahir y lo orillaron a un primer intento de suicidio el 14 de febrero y a lograrlo finalmente el pasado 30 de marzo.

Familiares del menor, a través de entrevistas que ofrecieron al sitio web Cuadrante7mx de Lagos de Moreno, hablaron de lo que vivió el menor y exigieron justicia por Yahir, para que no vuelva a pasar un hecho como este, donde aseguran que la autoridad escolar no actuó a tiempo a pesar de que sabían del primer intento fallido de suicidio.

Su familia lo describe como un joven inteligente, estudioso, con los mejores promedios en primero y segundo de secundaria, que después, ya en tercero, se vieron reflejados a la baja, cuando ya no quería ir a estudiar por el bullying que sufría.

“Le gustaban mucho las matemáticas y era bueno para eso; pero todo cambió en febrero pasado cuando ya ni a la escuela quería ir; decía que se sentía mal, que le dolía la cabeza y no podía respirar, hasta comenzó a tener bajar calificaciones y casi no hablaba. Después del 14 de febrero pasado que se tomó unas pastillas e intentó quitarse la vida ya no fue ni un solo día”, comentó un familiar, según Cuadrante7.mx.

Aseguran que cuando se dio el primer intento de suicidio, se notificó a los directivos de la escuela, quienes se comprometieron a brindarle apoyo que no llegó, porque fueron los propios familiares quienes tuvieron que llevarlo con un psiquiatra.

“Con las pastillas que se tomó solo se deshidrató, pero después vimos que en la canilla de su mano traía cortadas y nos decía que se cayó… hubiera preferido que perdiera el año y a perderlo a él”, dijo su abuela.

Una de sus tías, así describe parte del acoso que él vivía: “Le decían que no mencionara con los maestros la tarea, porque ellos no la hacían y el sí, incluso hubo una ocasión donde un niño le pico la cara abajo del ojo con un lápiz por tonterías, y con el tiempo fueron muchas cosas”. Le tiraban la mochila al bote de la basura y aventaban los libros por la ventana.

Por todas estas acciones, pidieron su cambio de turno, el cual no quisieron dárselo hasta que terminara el ciclo, no se actuó oportunamente, según familiares.

“Entre los comentarios que le decían era ‘chaparro’, ‘enano’, ‘prieto’ y otros más, por eso se pidió el cambio de turno, y fue antes de la pandemia. Hubo más comentarios porque él llegó a decirle a los agresores que les iba a cumplir lo que tanto querían y por mensajes escribió ‘déjenme en paz porque ya me dan ganas de morir y la respuesta fue ‘nomás prometes y no cumples’. Yo no sé si esos chicos siguen en la escuela, pero que se haga justicia”, pidió otro familiar, según relata Cuadrante7mx.

Los familiares exigen justicia, piden que las autoridades educativas “pongan reglas claras, que estén más al pendiente para evitar que a alguien más le pase lo mismo”.

Por ello, realizarán una marcha el próximo sábado 09 de abril. Saldrán a las 6:00 de la tarde del templo de La Merced de Lagos de Moreno, donde terminará su novenario, para pedir justicia “y termine todo esto porque sí tenemos temor del actuar de los familiares de los otros chicos”.

El temor es porque se interpuso una denuncia ante la Fiscalía General contra quienes resulten responsables y una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde se ofreció como prueba una carta que dejó Yahir con los nombres de sus agresores.

En la misma categoria

Otras Noticias