Guadalajara, Jalisco.- Ricardo Villanueva Lomelí, rector general de la Universidad de Guadalajara, advirtió que la agresión y desalojo en contra de estudiantes y vecinos de Huentitán, quienes acampaban en el predio donde se busca llevar a cabo el proyecto inmobiliario de Iconia, fue un atentado en contra de toda la comunidad que conforma la máxima casa de estudios.

A través de su cuenta de Facebook, el jerarca universitario criticó que la administración estatal, encabezara por Enrique Alfaro Ramírez, confunda “autoridad con virilidad”, ya que durante el desarme del campamento, que se llevó a cabo alrededor de las 03:00 horas de este jueves, se denunciaron amenazas y agresiones por parte de elementos policiacos, mismos que tampoco se habrían identificado.

“Hoy, en este estado donde confunden autoridad con virilidad, donde se usan a la policía para violentar ciudadanos que luchan por sus derechos en lugar de combatir al crimen, la policía llegó con violencia al campamento de vecinos, los desalojaron y los mantienen incomunicados”, apuntó Villanueva Lomelí, quien adelantó que se dirigiría hacia el sitio de lo sucedido.

Javier Armenta, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios, hace parte es uno de los líderes del campamento, por lo que el rector general expresó al respecto: “Javier Armenta es un joven inquieto y muy solidario, es presidente de la Feu Udeg porque le preocupa no solo su aula, sino toda su escuela y ahora todas las escuelas de la Universidad de Guadalajara.

Y abundó: “Como ciudadano no se queda corto. Le interesa su casa, su banqueta, pero también se ha solidarizado con toda su colonia para defender un espacio público y que es de todas y todos. Protegen el Parque Huentitán para evitar que se haga un negocio.
Su solidaridad es tan grande, que lleva meses durmiendo ahí, en un campamento, sin llegar a su casa”.
“Voy en camino para ver que Javier esté bien. Basta con ser universitario para saber que agredir a uno, es agredirnos a todos“, remató Villanueva Lomelí.
El posicionamiento de Ricardo Villanueva se da en medio de la pugna por 140 millones de pesos que la Universidad de Guadalajara sostiene con el gobierno de Alfaro Ramírez, luego de que se anunciara un recorte a los recursos del Museo de Ciencias Ambientales, para reasignarlo a la construcción del Hospital Civil de Oriente.

También te recomendamos:

‘Revientan’ autoridades campamento en Iconia y agreden a estudiantes

Comentarios