Ciudad de México.-Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, acudió la mañana de este martes a Palacio Nacional, en espera de ser recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador para entregarle supuestas pruebas sobre la injerencia del narcotráfico en la elección para renovar la gubernatura, que favoreció al Movimiento de Regeneración Nacional y no al Partido de la Revolución Democrática.

Aureoles Conejo colocó una silla junto a uno de los accesos de Palacio Nacional, mientras cargaba en sus manos diversos documentos.

Presidente @lopezobrador_, estoy acá, afuera de su Palacio, e insisto en que me reciba por la relevancia del tema para el país y porque no pondré en riesgo con esta información la vida de las personas”, escribió el mandatario estatal en su cuenta de Twitter. 

De igual forma, aseguró que no se trata de un tema electoral, sino que, dijo, la información obtenida sería riesgosa “en las manos incorrectas”.

“Presidente @lopezobrador_, este no es un tema electoral, es un tema de seguridad nacional, y lo quiero volver a reiterar, si la información que traigo conmigo cae en las manos incorrectas, pondría en riesgo la vida de las personas”, abundó el gobernador michoacano en la misma red social.

La presencia de Silvano Aureoles en la capital del país responde al reto lanzado por el propio López Obrador quien le pidió presentar pruebas. No obstante, el mandatario estatal no ha acudido ante ninguna autoridad competente.

“El presidente @lopezobrador_me pidió pruebas sobre la vinculación de Morena con el crimen organizado y su intervención en la elección. Hoy le solicito audiencia para mostrarle toda la información que tengo personalmente ya que es un tema muy delicado y peligroso para la nación”, remató en ese sentido.

De la misma forma, reiteró que Morena “se convirtió en el instrumento del narco y estoy seguro que usted, como jefe del estado mexicano, comparte mi preocupación”.

“Todos sabemos que compartir esta información abiertamente pondría en riesgo la vida de las personas y eso es algo que usted no permitiría en ninguna circunstancia. Sé que el presidente es un humanista y entiende lo que digo”, concluyó en Twitter Aureoles Conejo.

El gobernador michoacano se retiró luego de unas cuatro horas de permanecer afuera de Palacio Nacional, tras no ser recibido por López Obrador.

“No (lo recibo), porque no me corresponde, es un asunto que tiene que ver con las elecciones y tiene que ver con el INE, el Tribunal Electoral y si se trata de una acusación sobre un ilícito pues hay que acudir a la Fiscalía”, dijo al respecto el presidente.

“Entiendo que viene aquí porque quiere aprovechar que están ustedes y no es poca cosa en la mañanera, todo lo que hay que ocurre es información y noticia, pero no es el lugar”, manifestó.

También te recomendamos:

Acusa gobernador elección del narco en Michoacán

 

Comentarios