Tijuana.-El alcalde de Tijuana, el panista Juan Manuel Gastélum Buenrostro, expresó que algunos integrantes de la Caravana Migrante son “vagos”, “mariguanos” e “indeseables”, por lo que pedirá al gobierno federal que los expulse del país.

En entrevista con Milenio Televisión este jueves, el munícipe de la ciudad fronteriza consideró que algunos de los integrantes de esta caravana no son migrantes sino más bien personas con vicios que atentan contra la seguridad de los tijuanenses.

“No me atrevo a decir que todos son migrantes, hay algunos que son una bola de vagos, mariguanos, agrediendo a las familias de las playas de Tijuana, ¿qué es eso? ¿Quién los está conduciendo? Es una situación grave que está viviendo Tijuana y no se vale. Ellos dicen ser centroamericanos”, dijo Gastélum Buenrostro.

Aseguró que Tijuana es una ciudad que recibe a migrantes, como sucedió con un grupo de haitianos en los últimos meses, pero no está dispuesta a recibir a personas que no acatan las reglas.

“Los haitianos llevaban sus papeles y venían en orden a hacer su trámite ante Estados Unidos y no era una horda de, perdón que lo diga así, Derechos Humanos se me va a echar encima pero no importa porque yo sigo considerando que derechos humanos son para los humanos derechos y nosotros somos humanos derechos”, manifestó.

“No se vale, que sepa todo México que ya estuvo bueno, ¿qué es eso de permitir que crucen la frontera sin ningún freno? Tenemos aproximadamente cerca de 2 mil personas que no me atrevo a calificar a esos 2 mil como migrantes, dentro de este grupo de personas se ha colado una serie de viciosos, gente que se dedica a otras actividades. El día de ayer se arrestó a un grupo de ellos y se puso a disposición del Instituto Nacional de Migración para que les aplique el 33 constitucional. Que los deporten inmediatamente a su país de origen: Tijuana no se merece este trato que la Federación le ha dado y el nuevo gobierno que está por entrar no quiere asumir responsabilidades todavía”, agregó el panista.

 A decir de Gastélum Buenrostro parte de este problema recae en la inacción del gobierno federal para frenar la entrada de personas non gratas a México.

“Es un tema que nos ha venido aquejando. Desafortunadamente el gobierno federal no hizo su papel que era revisar quién entra al país, si el gobierno federal sabía que estaba la manifestación o el grupo de gentes ahí, ¿por qué no instaló el módulo adecuado? No basta decir que se les metieron, no señores, hagan su trabajo, y lo desgraciado de esto es que se van a Tijuana, en Tijuana estamos levantando una consulta para ver si verdaderamente quieren que sigamos recibiendo a estas personas”, concluyó el edil.

En días pasados un grupo de habitantes de Tijuana se enfrentó con migrantes centroamericanos, exigiéndoles que regresaran a sus países de origen.

 

Comentarios