Guadalajara, Jalisco.- Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, y no la Universidad de Guadalajara (UdeG), es quien busca crear un conflicto en torno a la reasignación de 140 millones de pesos, que originalmente estaban destinados para la construcción del Museo de Ciencias Ambientales y, en último término, se destinarán a Hospital Civil de Oriente, según consideró Jesús Palafox, secretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos (STAUDG) de la máxima casa de estudios.

A decir del sindicalista, la acción del mandatario estatal es ilegal y vulnera la autonomía universitaria, toda vez que el presupuesto ya había sido entregado y etiquetado. Además, alertó, de perdurar la reasignación, posteriormente habría el antecedente para que Alfaro Ramírez mande sobre la UdeG.

“Imagínense, al rato va a querer contratar a quien él quiera, va a decirnos qué enseñar, cómo enseñar, es más, después hasta puede decirnos: ‘vamos a dar clases de catecismo, la universidad tiene que estar a mi disposición, a mis decisiones, aunque no estén comprobadas científicamente'”; planteó Palafox.

Insistió en que el recorte presupuestal carece de fundamento legal, razón por la cual el propio Alfaro Ramírez habría dejado sin contestar una pregunta de la prensa.

“Si ya el Congreso publicó en el diario oficial del estado de Jalisco, el 28 de diciembre de 2020, el presupuesto de la universidad, y la universidad ya lo distribuyó de acuerdo a la decisión del Consejo General Universitario, la autonomía universitaria, que es constitucional, nos protege. El gobernador está creando un falso conflicto, un falso debate, quiere dividir a la sociedad, a la comunidad universitaria, y no lo va  a lograr“, abundó.

Sobre la motivación de Enrique Alfaro, Palafox recordó que hay una serie de problemáticas en el estado, pero la discusión pública se ha centrado en la pugna presupuestal. Incluso, indicó que si el problema fuera el dinero, los diputados del Congreso de Jalisco no se habrían aumentado, en casi 300 millones de pesos, percepciones para bonos de retiro, de cara a 2022.

“Bonita relación de este gobernador con nosotros (la UdeG)”, declaró.

Sobre las medidas a tomar, más allá de tomar las calles, pues reconoció que la emergencia sanitaria no lo permite, el líder sindical explicó que se realizarán desplegados a nivel nacional, y se estudia la inconstitucionalidad en la que Alfaro Ramírez habría caído.

Sobre el respaldo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior a la UdeG, Palafox señaló que se realizó porque el grueso de la universidades ven en las acciones de Alfaro Ramírez un riesgo a posteriori sobre la autonomía.

También te recomendamos:

Acusa Alfaro agenda personal en disputa presupuestaria con la UdeG

Comentarios