economía

  • Números negros que pueden enrojecer
  • La inflación creciente, el Talón de Aquiles

 

Dejemos, por el momento, en manos del MP, el asesinato de Fredi López Arévalo y de tantos colegas que ya no están entre nosotros, y dediquémonos a retomar los asuntos de la economía nacional, sumamente importantes para la sobrevivencia, que traen entusiasmados a muchos y preocupados, y muy enojados, a pocos.

En primer lugar, el Inegi dio a conocer los Indicadores de Confianza Empresarial de octubre de 2021.

Estos indicadores permiten conocer, casi inmediatamente después de concluido el mes, la opinión de los capitanes de los sectores manufacturero, de la construcción, del comercio y de los servicios privados no financieros.

El ICE (Indicador de Confianza Empresarial) del Comercio se incrementó 12.6 puntos; el de las Manufacturas, 10.4 puntos, y el de la Construcción subió 8.1 puntos.

El Indicador Global de Opinión Empresarial de Confianza (IGOEC), que es el promedio ponderado de los indicadores de los cuatro sectores que lo integran, se estableció en 53 puntos y significó un alza de 12.2 puntos en octubre frente al mismo mes de un año antes.

En segundo lugar, el Inegi dio a conocer el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM), también de octubre de 2021, que se construye con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), y permite conocer muy rápido las expectativas y la percepción de los directivos empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero.

En octubre, el IPM registró una reducción mensual de 0.31 puntos con cifras ajustadas por estacionalidad y se ubicó en 52.4 puntos. Pese a la caída, en términos desestacionalizados, el IPM hiló trece meses consecutivos por arriba del umbral de los 50 puntos.

En el mes reportado, el IPM se ubicó en 53.4 puntos con series originales, lo que significó un incremento anual de 1.7 puntos.

En tercer lugar, el Banco de México entregó, este lunes 1 de noviembre la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, levantada en octubre, en torno al comportamiento de la inflación, el crecimiento del PIB, el tipo de cambio y las tasas de fondeo.

La expectativa de inflación de los asesores económicos de una treintena de grandes conglomerados empresariales encuestados por el Banxico aumenta en relación con la de septiembre; en octubre fue de un crecimiento inflacionario en este año de 6.63%; la expectativa del crecimiento del Producto se fija en 6%, menor a la de septiembre; la expectativa del tipo de cambio peso-dólar, aumenta a 20.43 (podría llegar a 21.00, pero no más arriba, y sólo por momentos) y la tasa de interés se calcula en 5.25% anual, abajo del crecimiento inflacionario.

En medio de todo, mi madre como un dios: Las remesas continúan siendo uno de los poderosos motores de la incipiente recuperación. De enero a septiembre crecieron casi 25%. De 30 mil millones de dólares (números cerrados) a 37 mil millones. Las remesas totales sumaron en septiembre 4 mil 403 millones de dólares.

No vamos súper bien, pero tampoco vamos mal. La pandemia de coronavirus es uno de los grandes frenos. Lo advertimos a principios del año.

La economía está recuperándose pian pianito, con sus claroscuros, con sus peligros. Va en una carretera muy sinuosa y trazada en la cumbre de las montañas con peligros de volcadura a cada voladero. La incertidumbre, el comportamiento de los mercados internacionales, las luchas a muerte entre las grandes potencias, particularmente entre EU y China, por la hegemonía económica y la pandemia son los enemigos a vencer.


También te recomendamos:

Análisis a Fondo: aunque los haga rabiar

Comentarios