Select Page

Ayotzinapa. El dolor de la ausencia

Eduardo González Velázquez

Este 26 y 27 de septiembre se cumplen cuatro años de la noche de Ayotzinapa cuando 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero fueron desaparecidos por miembros de las fuerzas del Estado mexicano.

​Desde entonces nada sabemos del paradero de los estudiantes. Lo que ha pasado frente a nosotros, además del tiempo, son los esfuerzos de comisiones independientes de investigación para localizar a las personas desaparecidas y desenmascarar las acciones gubernamentales empeñadas en construir y mantener la verdad histórica de lo sucedido la noche de Iguala. Esto solo nos ha corroborado la responsabilidad del Estado ora por comisión, ora por omisión en la desaparición de los estudiantes rurales.

En cuatro años, el “gobierno” de Enrique Peña Nieto, nos ha contado la misma historia. Un andamiaje de 200 tomos construido sobre 487 dictámenes, 39 confesiones, 386 declaraciones y 153 inspecciones ministeriales, y ninguna visita del “presidente” a los familiares de los estudiantes; para concluir, desde enero de 2015, que en el basurero de Cocula, fueron incinerados los cuerpos de los estudiantes de Ayotzinapa.

De cara a la versión del “gobierno”, diversos organismos realizaron múltiples investigaciones para conocer lo que sucedió aquella noche en Iguala y quiénes se encuentran detrás de esos hechos. Así, tuvimos la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para quien la investigación del caso es “exageradamente lenta”. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes emitió 973 recomendaciones y peticiones con la finalidad de aclarar el caso. Asimismo, el Equipo Argentino de Antropología Forense, llevó a cabo peritajes en el basurero de Cocula, y contradijo las afirmaciones de Enrique Peña. Ningún dictamen independiente al gobierno encontró evidencia de la existencia de una hoguera del tamaño necesario para quemar a tanta gente en el basurero.

Haciendo eco de las inconsistencias encontradas por las investigaciones independientes, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), llevó a cabo la investigación Doble injusticia. Informe sobre violaciones de derechos humanos en la investigación del caso Ayotzinapa. El resultado sostiene que durante las indagatorias del caso hubo detenciones arbitrarias y que 34 de los 129 procesados fueron torturados por agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), de la Policía Federal (PF) y de la Secretaría de Marina (Semar), con la finalidad de que se auto inculparan o dieran información errónea para la construcción de la investigación.

A partir de esas evidencias, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) debatirá sobre la creación de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia, como lo ordenó y ratificó, el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito con sede en Reynosa. La Comisión para la Verdad de Ayotzinapa estaría formada por los representantes de las víctimas, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Ministerio Público de la Federación y organizaciones nacionales e internacionales que puedan aportar su experiencia a la nueva investigación. Cabe mencionar que desde mayo pasado el “gobierno” de Peña Nieto ha interpuesto alrededor de 200 recursos a través de una decena de dependencias para evitar la constitución de dicha Comisión.

Son cuatro años de cargar el dolor de la ausencia; de abrazar un vacío que se profundiza al paso del tiempo; de no desesperar mientras se espera el regreso de quienes han sido llevados; de sobrevivir la desaparición aferrándose al retorno de aquellos que fueron alejados de su casa, arrancados de sus madres y padres; de dejar las uñas en las excavaciones que no conducen a nada; de perderse en los laberintos burocráticos de la indolencia gubernamental; de no dar tregua en la búsqueda como una forma de materializar lo único que se tiene para ofrecer a los desaparecidos: la dignidad, el aliento y las fuerzas de seguir exigiendo su regreso.

​Hoy, como desde hace mil 460 días, pasemos lista a nuestros estudiantes que fueron desaparecidos y exijamos que los regresen con vida.

@contodoytriques

Comentarios

Acerca del autor

Eduardo González Velázquez

Profesor de Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara.

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir