Select Page

Biden, la migración y las caravanas

Biden, la migración y las caravanas

Durante esta semana tendremos algunas señales que nos permitirán identificar el camino que tomará el proceso migratorio de centroamericanos y mexicanos rumbo a Estados Unidos, al menos este año, y posiblemente el resto de la nueva administración en el vecino del norte. biden

Todo ello, lo marcará las primeras posiciones que asuma Joe Biden a partir del 20 de enero cuando llegué a la Casa Blanca. El nuevo inquilino de la Casa Blanca anunciará los cambios necesarios para echar por tierra la mayoría de las políticas antimigrantes de la administración saliente. Sin duda, al menos dos procesos dependerán de sus primeras acciones: la regularización de migrantes en la Unión Americana, y el cambio de política con respecto a las exigencias impuestas por Donald Trump al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a las administraciones de Guatemala, El Salvador y Honduras para convertir a nuestras naciones en muros militarizados contra las personas migrantes.

Sin embargo, ayer mismo el presidente Donald Trump anunció la ampliación por un año más del estado de emergencia en la frontera entre Estados Unidos y México que declaró el 15 de febrero de 2019 para lidiar con la migración irregular, y hacer frente a la seguridad fronteriza y la crisis humanitaria. La ampliación del estado de emergencia debe ser ratificada por el Congreso antes de que Joe Biden asuma el cargo, y una vez en la presidencia no puede dejar sin efecto la medida.

Como piedra angular para cambiar la fisonomía de la política migratoria estadunidense, Joe Biden solicitará al Congreso en su primer día de mandato que ofrezca estatus legal aproximadamente a 11 millones de personas en aquel país. No queda claro qué tan rápido se podría mover su petición frente a la urgencia del coronavirus y la crisis económica, a pesar de tener el control de las dos Cámaras. Situación que ya se presentó en el primer periodo presidencial de Barack Obama quien no pudo sacar adelante la reforma migratoria. Pero desde luego, será una señal diametralmente opuesta al gobierno saliente.

Las caravanas migrantes centroamericanas también sufrirán un cambio fundamental de cara a la nueva administración en la Oficina Oval. No solo esa forma de migrar ha llegado para quedarse por ofrecer mayor visibilidad y seguridad a las personas, sino que el mensaje que parecen estar escuchando los centroamericanos de parte de Biden es que México y las naciones del triángulo centroamericano pueden permitir que los migrantes atraviesen sus territorios para llegar a la Unión Americana.

En ese contexto, desde la semana pasada se formó la primera caravana migrante de 2021. En total fueron nueve mil hondureños que al tratar de cruzar Guatemala fueron repelidos por soldados y policías de ese país, al tiempo que, en nuestro país, las autoridades enviaron 500 agentes de diversas corporaciones para impedir la entrada de los hondureños a México. Finalmente, entre viernes y sábado el gobierno de Guatemala regresó a mil 383 migrantes, entre ellos 192 niños.

Sin duda, se espera que esta política de contención migratoria por parte de México y las naciones centroamericanas deba cambiar con la llegada de Joe Biden a la presidencia, de lo contrario veremos una continuación en las políticas antimigratorias de Trump, con el peligro latente que el nuevo mandatario estadunidense busque revivir la peor cara de la política migratoria de Barack Obama: las redadas y las deportaciones. Al tiempo.

 

@contodoytriques

 

También te recomendamos:

Con fuerza, detienen a caravana migrante en Guatemala

Comentarios

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca