Guadalajara, Jalisco.-La regidora tapatía Claudia Delgadillo, quien regresó al ayuntamiento de Guadalajara tras dos meses de ausencia para encabezar el censo para programas sociales del gobierno federal, informó que éste lleva un avance del 60% en la localidad.

A decir de Delgadillo todos los censos, de adultos mayores, estudiantes y personas con alguna discapacidad se ubican en dicho porcentaje y destacó un avance del 50% durante el tiempo que fue nombrada “servidora de la nación” por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Delgadillo denunció─tal como lo hizo el delagado federal en Jalisco, Carlos Lomelí─que los antiguos padrones de inscritos a programas sociales estaban plagados de irregularidades.

“Encontramos que el 67% de las personas que supuestamente recibían apoyos están finadas”, precisó.

A decir de la exsubdelegada regional la intención de los censos es “que la ayuda llegue de manera directa y puntual a través de cajeros que estarán cercanos a sus casas”.

Cuestionada sobre el uso de los datos recabados por el censo, la funcionaria aceptó que no hay existe un aviso de privacidad pero aseguró que no se hará mal uso de ellos.

Comentarios