Jorge Meléndez Preciado

27 de abril de 2022.- Según estadísticas de ciertas organizaciones, en México hay de nueve a diez feminicidios diarios, y en el actual gobierno se han llevado a cabo: tres mil 193 hasta el momento.
Cifra altísima, que va disminuyendo lentamente no obstante esfuerzos de las autoridades, que a mi juicio, no se pueden dar abasto con el problema ya que las policías municipales, estatales y hasta las federales, están infiltradas por los grupos criminales tan importantes en nuestro país.
Máxime si en Estados Unidos no los combaten, más bien vigilan a los nueve cárteles destacados, algo que hasta sirve para una serie del canal de Historia yanqui, como si fuera un ejemplo maravilloso.
El reciente caso de Debanhi Escobar Bazaldúa dejó clarísimo como los mal llamados agentes del orden están al mando de los trasportistas organizados, los que supuestamente monitorean las cámaras de vigilancia y hasta los hoteleros, estos últimos una mafia con enormes tentáculos en las diversas esferas gubernamentales.
(Una amiga mía, de iniciales MF, cuando estuvo en la fundación del refugio para prostitutas de la tercera edad, en la Merced, al preguntarle a qué se debía que no clausuraban hoteluchos donde prostituían a niñas, me dijo su poder es inmenso y la autoridad tiene miedo de enfrentárseles).
Muchos hemos ido a Tlaxcala, y en Tenancingo, sitio donde unos señores de apellido Meléndez- ningún parentesco con este informador- tienen nexos con el tráfico de niñas y jóvenes a Estados Unidos y otras partes de México. Poseen residencias de ensueño.
Algunos han sido detenidos en USA, pero la prostitución es uno de los oficios de muchas pobres y/o drogadictas en dicho país, como vemos en diferentes series gringas. Por lo tanto, el problema es cada vez más extendido, ahora con muchachas de los países antes llamados socialistas, que por su pelo rubio y conformación física son más buscadas por los lenones.
Así pues, el caso de Debanhi Escobar Bazaldúa tiene muchos de los aspectos que hemos señalado. La muchacha fue acosada por un taxista (hasta en Uber, supuestamente vigilado, se dan esos casos), camino por la carretera e hizo un llamado muy cerca de donde fue encontrada muerta (Hotel Nueva Castilla), después de realizar una llamada a una actriz: Samadhi Zendejas.
Nada de ello sirvió, menos las investigaciones policiacas en el lugar, ya que en una siguiente ocasión la encontraron finalmente.
El mencionado hotel tardó varios días en entregar los videos, los funcionarios, como siempre, dieron excusas y prometieron mano firme, entre ellos Samuel García, el gobernador de Nuevo León que presumía un reloj de cientos de miles de pesos, y se prometieron acciones contundentes y firmes (sic reiterativo).
El Fiscal de dicho estado, Gustavo Adolfo Guerrero, dijo que la desaparición de mujeres era “por rebeldía o decisión voluntaria”, lo que muestra que no sirve para nada, aunque es difícil que lo releven (Viri Río, Milenio, 25 de abril).
Aldo Fasci, secretario de Seguridad de NL, consideró que se trató de una “falla masiva” y que no es “la primera vez que pasa en este tipo de búsquedas”, pues cuatro veces estuvieron los elementos policiacos en el lugar y no descubrieron nada (Carlos Puig, ídem).
Recordemos el caso Paulette en el estado de México, que después de varios días fue encontrado en el mismo cuarto que se le buscó con perros y elementos. ¡Aplausos para Peña Nieto y el Fiscal Baz Baz¡, quienes sentaron precedente.
Afortunadamente hubo manifestaciones en 10 ciudades del país bastante nutridas, los familiares insisten en averiguaciones y justicia plena, la encargada de la SSC, Rosa Icela Rodríguez, anunció un registro nacional de agresores sexuales, y el gobierno federal mandará a expertos para auxiliar a los ineptos funcionarios de Samuel García que piensa todo se resuelve con Tiktok.
Las caricaturas de Helio Flores y Fer- Samuel y Marina tomándose un selfie con una cruz rosada- (El Universal, 25 de abril), así como las de El Fisgón y Rocha (La Jornada, ídem) son terribles y significativas.
Irene Galindo, en reporterosunidos.com.mx, entrevista a varias participantes e informa que afortunadamente en las marchas, bastante nutridas, en la capital- hubo tres en la CdMx -incluso los colectivos negros y los más agresivos posibilitaron que se incorporaran hombres al reclamo.
Masacre, define María Moliner en su gran diccionario, es una “Matanza salvaje de personas”. Esta únicamente se evitará si hay una acción conjunta sociedad- autoridades contra los intereses comerciales para evitar que las chicas sean enroladas en el comercio sexual o sean abusadas en la casa y/o en la calle.
No hay de otra.
jamelendez@gmail.com
jamelendez44

Comentarios