Guadalajara, Jalisco.- En seguimiento a la balacera registrada en el restaurante Los Otates, en Zapopan, la Fiscalía General de la República aseguró un arsenal, así como insignias apócrifas de la corporación, en una finca ubicada en la colonia Jardines del Auditorio, en el mismo municipio en que se registró el hecho delictivo.

En rueda de prensa, Gerardo Octavio Solís Gómez, titular de la Fiscalía del Estado de Jalisco, informó que durante el aseguramiento, en el que su corporación sirvió como coadyuvante, se localizó uno de los vehículos que posiblemente participaron en la refriega, que terminó con saldo de un sicario muerto, una persona privada de su libertad y tres heridos (incluido un policía de Zapopan que se encontraba de descanso).

También se hallaron cinco armas largas, cuatro chalecos antibalas, cinco placas de circulación, diversas insignias, un arma de fuego de utilería, una fornitura, cuatro cargadores con cartuchos diversos, dos bolsas con mariguana, un Ipad, dos celulares, dos cuadernos y cinco gorras con las siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

También se analizan diversas muestras sanguíneas consignadas en el sitio.

La finca asegurada contaba con un extenso portón gris que impedía la visibilidad hacia el interior.

Sobre las placas, Solís Gómez informó que son utilizadas por los grupos delictivos para cambiarlas de forma permanente y cometer ilícitos sin ser detectados. “Esto desde luego se está revisando”.

Apuntó que se revisará el uso de las placas, por si se identifica a alguien que, a través de la matrícula, haya sido involucrado en el crimen.

“Pero no solamente llega ahí… para hacer creer que se trata de personal autorizado (por alguna corporación oficial), se encontraron insignias (de la Fiscalía del Estado de Jalisco), que desde luego no son de las que se utilizan o deben utilizarse por personal operativo, sin embargo vemos ahí cómo esta insignia localizada en ese cateo corresponde a Fiscalía General del Estado de Jalisco”, apuntó.

“Nuevamente estamos hablando de que no son documentos que puedan identificar a una persona que trabaje para esta corporación, pero sí observamos cómo a través de esto están, probablemente, en las calles, tratando de pasar desapercibidos como personal operativo de esta u otras corporaciones”, abundó.

Tras el cateo se localizaron casi una veintena de dichas placas o insignias.

“Dependiendo seguramente de las circunstancias en las que van a cometer los ilícitos seguramente pueden estar cambiando algo de ellas”, explicó Solís Gómez.

Finalmente, aseguró que la Fiscalía realiza confirmaciones de identidad en el campo operativo.

Adicionalmente, informó que una camioneta RAM empleada durante el hecho delictivo utilizó una matrícula apócrifa, pero cuyos dígitos corresponden a un vehículo oficial asignado al área de Puestos de Socorro de la Fiscalía jalisciense.

También te recomendamos:

Camioneta de balacera en Los Otates utilizó placa de Puestos de Socorro de Fiscalía

Comentarios