Select Page

Crónica de una muerte inducida

Crónica de una muerte inducida

Puntos y Contrapuntos

Criterios

Primero saquearon las empresas hasta quebrarlas. Lo hicieron deliberadamente, para justificar la inoperancia, ineficiencia, negligencia e incapacidad del gobierno para administrar algunas compañías del Estado que son fundamentales para nuestra economía, para proveer beneficios al pueblo y esenciales para financiar los presupuestos de programas públicos con propósitos redistributivos en beneficio de la gente.

Lo hicieron de manera perversa, deliberada, para justificar una etapa más en la privatización de bienes públicos, para ponerlos en manos de un sector privado, nacional o internacional, del que tarde o temprano los más encumbrados personajes políticos terminarán siendo socios o consejeros.

Esta larga etapa que erosionó a las principales empresas del Estado estuvo lubricada por la corrupción voraz, impúdica, de una amplísima cofradía de facinerosos que durante décadas se ostentaron como presuntos servidores públicos. En el fondo, sólo preparaban el terreno para los grandes negocios con la privatización de bienes propiedad de la nación.

El más emblemático ejemplo de este proceso es Petróleos Mexicanos, la joya más preciada de la nación, puesta a disposición de los mercaderes del templo, enflaquecida, vulnerada, debilitada para enfrentar la apertura del sector energético, escriturado con mucha anticipación por el gobierno de Enrique Peña Nieto, por su partido el Revolucionario Institucional (PRI) y por sus principales aliados del Partido Acción Nacional.

El miércoles 11 de diciembre del 2013 el periódico Reforma de la Ciudad de México publicó: “La reforma energética se concretó”.

La información agregaba: “El Senado aprobó ayer en lo general, con 95 votos a favor y 28 en contra, los cambios a la Constitución que permitirán abrir el sector de los hidrocarburos y la electricidad a la IP y que deja al sindicato petrolero fuera del Consejo de Administración de Pemex”.

Y explicaba: “La reforma faculta a una nueva Comisión Nacional de Hidrocarburos a entregar contratos a la Iniciativa Privada y a la Secretaría de Energía a otorgar asignaciones de proyectos a Pemex y a la CFE, que ahora serán ‘empresas públicas productivas’, obligadas a competir en el mercado”.

Frágiles, descarnadas, casi desahuciadas, dos de las empresas más emblemáticas del país, de la nación y del pueblo, quedaron a merced de los lobos y se inició un largo proceso de reformas a leyes generales para crear el andamiaje que permitiera abrir de par en par a la iniciativa privada, nacional y extrajera, el sector energético.

El 18 marzo de 2017, en el aniversario 79 de la Expropiación Petrolera, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, hijo del presidente Lázaro Cárdenas del Río (1934-1940) señaló que la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto desmanteló las instituciones que el país construyó a lo largo de 80 años.

Además, afirmó Cuauhtémoc, se le arrebató a la nación el dominio sobre los hidrocarburos, a la vez que le quitó legitimidad al gobierno.

“Los contratos adjudicados por el Gobierno a empresas privadas –reprochó Cárdenas Solórzano–, barril por barril, no aportarán más allá del 14 o 16 por ciento de los beneficios al Estado, muy alejados del 70 por ciento que ha venido aportando Pemex en ingresos fiscales, ni contribuirán al impulso que la empresa estatal ha dado a la industrialización y el desarrollo del país. En esas circunstancias, las licitaciones deben ser detenidas”, afirmó.

 

VACA FLACA

En los tres recientes sexenios Pemex fue objeto de una muy sensible caída en producción y de una sangría de recursos desenfrenada por parte del gobierno federal y del sindicato que regentea el cacique Carlos Romero Deschamps.

  1. En 2001, el primer año completo de la administración del panista Vicente Fox Quesada, la producción de crudo era de 3 millones 127 mil barriles diarios. En 2012, el último año del gobierno del panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, la producción de crudo ya había caído a 2 millones 548 mil barriles. Y en el 2018, cierre del sexenio del priista Enrique Peña Nieto, el derrumbe ya había llegado hasta 1 millón 863 mil barriles diarios. Estos datos fueron publicados por el periódico Reforma el viernes 30 de noviembre del 2018 y se los atribuyó a Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
  2. El 24 de febrero del 2018 el periódico Excélsior publicó datos muy reveladores: “Durante enero aumentó la dependencia de gasolinas importadas, pues 75% del combustible que se consume en México proviene principalmente de Estados Unidos, ya que las refinerías (hay 6 en el país) mantienen una tendencia a la baja en sus volúmenes de producción”.

De acuerdo con el reporte operativo de Petróleos Mexicanos (Pemex), en enero del 2018 se compraron al extranjero un promedio de 899 mil 800 barriles de petrolíferos diarios, de los cuales 64%, es decir, 576 mil 600 barriles por día fueron de gasolinas. La venta interna de gasolinas alcanzó los 764 mil 600 barriles por día, lo que significa que al menos 7.5 litros de cada 10 que se venden y consumen en México ya proviene del extranjero.

En el caso del diesel –agregaba la nota de Excélsior–, se importaron más de 211 mil 200 barriles, lo que permitió cubrir al menos 71% de las ventas totales, las cuales alcanzaron 296 mil 600 barriles diarios.

México tiene seis refinerías: la Lázaro Cárdenas, en Minatitlán, Veracruz, que trabaja al 40 por ciento de su capacidad; la Antonio Dovalí Jaime, de Salina Cruz, Oaxaca, que opera al 60 por ciento, y la Francisco I. Madero en Ciudad Madero, Tamaulipas, que ha estado inhabilitada en forma intermitente, de acuerdo con autoridades y trabajadores de Pemex, informó Excélsior el 17 de enero del 2018. Las otras tres que trabajan con dificultades y tecnología obsoleta son Cadereyta, en Nuevo León; Salamanca, en Guanajuato, y Tula, en Hidalgo.

López Obrador anunció que su administración planea invertir unos 2 mil 630 millones de dólares, alrededor de 50 mil millones de pesos, para modernizar las seis refinerías de Pemex y construir una nueva en Tabasco, que estaría lista en tres años a un costo de 8,400 millones de dólares, alrededor de 160 mil millones de pesos, publicó El Universal el 13 de agosto del 2018.

  1. “El actual Gobierno recibió a la petrolera más endeudada del mundo: Pemex. Un comparativo de informes financieros presentados al segundo trimestre de 2018 entre las petroleras refleja que la deuda de Pemex supera a la brasileña Petrobras, la estadounidense ExxonMobil y la neerlandesa Shell, según datos de Bloomberg”, publicó el pasado lunes 7 de enero del 2019 el periódico Mural.“La deuda de Pemex suma 104 mil 563 millones de dólares y sus activos llegan a 107 mil 713 millones de dólares, es decir, apenas 2 mil 751 millones de dólares por arriba de la deuda. Visto como proporción, Pemex debe el 97 por ciento de sus activos”, agregaba la nota.
  2. “Mientras que Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo (…) los trabajadores sindicalizados y sus líderes son los únicos ganones y su patrimonio va en ascenso. El gremio petrolero que encabeza Carlos Romero Deschamps terminó 2018 con una bolsa de mil 165.8 millones de pesos, 49.1 por ciento más que los 782 millones de pesos reportados en sus cuentas bancarias en enero del año pasado”, publicó el pasado miércoles 16 de enero del 2019 el periódico Reforma.

La nota explicaba: “La (cláusula) 251 (del Contrato Colectivo de Trabajo) establece que Pemex debe pagar salarios y prestaciones, viáticos, ayuda para transporte y gastos conexos foráneos a 73 funcionarios del Comité Ejecutivo que incluye asesores sindicales, un consejo general de vigilancia, 90 integrantes de las comisiones nacionales mixtas, 158 comisionados nacionales y 12 comisionados a las órdenes de Romero Deschamps”.

 

EL COMBATE

El pasado jueves 27 de diciembre del 2018 el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno combatiría a fondo el robo de combustibles, conocido coloquialmente como huachicoleo, que representaba una pérdida por lo menos 70 mil millones de pesos anuales en perjuicio de Petróleos Mexicanos y de la nación.

Anunció que participarían 15 dependencias, entre ellas la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación, Trabajo, Hacienda y Procuraduría Federal del Consumidor.

Informó que 4 mil elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina resguardarían 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre ellas seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, 12 estaciones de rebombeo y el control de ductos.

El problema planteado por el presidente involucraba a funcionarios de Pemex, porque robaban combustibles en las mismas instalaciones de la empresa, y al crimen organizado, y había alcanzado enormes dimensiones. Por eso ordenó el cierre de ductos y el abasto con transportes terrestres, lo que generó desabasto en por lo menos 15 estados del país en los más recientes 22 días, mientras se reparaban los ductos afectados y se afinaba la estrategia para su vigilancia, en la que participarían el Ejército, la Marina-Armada de México y la Fuerza Aérea.

El crecimiento del problema está documentado estadísticamente, lo mismo que la desidia por combatirlo de los gobiernos de Fox Quesada, Calderón Hinojosa y Peña Nieto.

En 2006, el último año del gobierno panista de Vicente Fox Quesada, fueron descubiertas en México 220 tomas clandestinas para el robo de combustibles; en 2012, al cierre de la administración del también albiazul Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, se descubrieron 1 mil 635 tomas clandestinas en el país, y en 2018, al cierre del sexenio del priista Enrique Peña Nieto, las tomas para el robo de huachicol (hasta el cierre de octubre) ya eran 12 mil 581.

Esta recopilación fue realizada por la revista Forbes México y publicada el viernes 11 de enero del 2019, citando como fuentes a Pemex, la Cámara de Diputados de la federación y el Gobierno de Veracruz.

 

VARIABLES

“Entre las entidades afectadas por la disminución o suspensión en el flujo de los combustibles en los ductos están Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Tabasco y Veracruz”, publicó el periódico Excélsior el miércoles 9 de enero del 2019.

“Estas 15 entidades –agregaba la información– también representan la mayor afectación por el robo de hidrocarburos. Ahí se concentró casi 90% (11 mil 464) de las 12 mil 581 tomas clandestinas registradas de enero a octubre de 2018, según las cifras de Petróleos Mexicanos”.

El lunes 14 de enero del 2019 el presidente López Obrador informó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda investigaba operaciones bancarias por 45 mil 567 millones de pesos presuntamente ligadas al robo de combustible. Estarían involucradas personas y empresas de Nuevo León, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Puebla y Querétaro.

Hasta ese día, el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alejandro Gertz Manero, informó que sumaban 1 mil 700 carpetas de investigación iniciadas, así como 4.5 millones de barriles de combustible asegurado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina y la Policía Federal.

El pasado miércoles 16 de enero del 2019 la plataforma digital SinEmbargo publicó que “son nueve los estados del país que vieron en la extracción ilegal de combustible una actividad económica viable. Durante 12 años, en que la incidencia de ese robo se incrementó exponencialmente, la pobreza también lo hizo. Hoy esas entidades concentran el 50.2 por ciento de las personas en condiciones de pobreza de todo México”.

“El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado en diversas ocasiones que en los municipios del Estado de México, Veracruz, Puebla, Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Tabasco, Tamaulipas y Sinaloa, se optó por el robo de combustible por las condiciones de pobreza, la falta de oportunidades y de olvido gubernamental”, agrega la nota informativa.

De acuerdo con los datos más recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), esas nueve entidades tienen 26 millones 851 mil personas en condiciones de pobreza, lo que representa el 50.2 por ciento a nivel nacional.

La enfermedad tiene profundas raíces y el tratamiento será inevitablemente doloroso. Según la proyección hecha por el gobierno, en unos días más podría regularizarse el abasto de combustibles y también empezará a clarificarse qué políticos, empresarios y miembros de las fuerzas armadas estarían involucrados en este negocio ilegal, en perjuicio de la Nación.

Comentarios

Acerca del autor

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...
COVID-19 | Fase cero, estamos a prueba

Estamos frente a dos momentos críticos: el aumento de contagios y muertes por #COVID19 y una crisis económica que es insostenible. Escucha los 14 minutos de este mensaje y compártelo. Daremos un paso necesario pero riesgoso y Jalisco te necesita. Estamos a prueba, todas y todos:

Publicado por Enrique Alfaro Ramírez en Sábado, 30 de mayo de 2020

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir