Select Page

Del “ya chole” a la investigación del juez de amparo

Del “ya chole” a la investigación del juez de amparo

Muchos recordarán, sobre todo las feministas, cuando el 18 de febrero pasado, Andrés Manuel López Obrador respondió molesto en la mañanera que “ya chole” cuando le preguntaron sobre la campaña Rompe el pacto, que tiene con Félix Salgado Macedonio –quien arrastra varias acusaciones por violación─ para hacerlo gobernador y que el presidente aseguró que “es el  pueblo de Guerrero” quien apoya al senador con licencia. juez

Dicho pacto hizo que las feministas enfurecieran y pretendieran atacar en su marcha al mismo Palacio Nacional en su manifestación del lunes 8 de marzo, pero que una fortaleza metálica y humana lo impidieron, con saldo de varias valientes policías capitalinas heridas o intoxicadas. El habitante de ese palacio no quería hablar más sobre el tema y punto. Pero sí se lanzó ─al estilo de Luis Echeverría, hace casi medio siglo─, en contra de los “más conservadores, más retrógradas, más reaccionarios y más autoritarios”.

“Haiga sido como haiga sido” (Felipe Calderón, dixit), Andrés Manuel impuso su voluntad y ahora, en contra de la voluntad de las féminas ofendidas y de todo un movimiento, el Toro Salgado Macedonio, que ni la burla perdona, es el candidato de Morena.

Pero no todo está perdido en Guerrero. Si sus mujeres y sus hombres se proponen, en las urnas el 6 de junio se podrán ver las caras. O, ¿qué acaso creen que arrollará con la sola voluntad presidencial? Para eso son los comicios, para sacudirse al indeseado macho… Salvo que tengan fundado temor de que algo o alguien haga de las suyas al estilo del antiguo PRI, en el que tienen su origen el candidato y quien lo protege.

La mejor reivindicación del feminismo, y de muchísimos inconformes por lo que ocurre en aquella entidad tantas veces flagelada por malos gobernadores, debe darse precisamente a la hora de cruzar sus boletas.

Aunque claro, hasta hoy, no aparece por ahí un aspirante opositor con agallas y capaz de catalizar la atención, y los votos mayoritarios, pues, como en todo el país, los partidos contrarios siguen descarriados, desaparecidos; apantallados, ofuscados aún por el rotundo triunfo del obradorismo en julio de 2018. Y todo fue por la corrupción y el entreguismo a intereses bastardos de los poderosos y de los económicamente más pudientes.

 

¿Desafío de juez o cumplimiento de la ley?

Pese a la petición formal ─presión airada y con algunos adjetivos y descalificaciones─ del presidente para que se investigue al juez segundo de Distrito, Juan Pablo Gómez Fierro, quien la semana pasada otorgó suspensiones provisionales a empresas particulares en contra de la reforma eléctrica, éste mismo entregó ayer, martes 16, otros tres amparos a otras tantas generadoras de energía, en el mismo sentido que las anteriores.

Ahora, las empresas amparadas son: Eólica de Tamaulipas y Eólica de Oaxaca y otra más cuyo nombre no se dio a conocer. Pero no significa que el funcionario esté desafiando al primer mandatario. Simplemente está cumpliendo con un procedimiento legal.

Esto no significa estar en contra de que la generación de energía competa al Estado mexicano o, al menos, sea el preponderante en la materia, sino que, si ya hay contratos con compañías internacionales porque se hicieron con las leyes entonces vigentes –sin duda muy a modo, con entreguismo y mezquinos intereses–, pues que se cumplan debidamente antes de que tales empresas recurran a tribunales internacionales y las cosas se compliquen para el país con demandas y demás enredos, lo que devendría, mínimamente, en desconfianza hacia el propio gobierno de la “transformación”.

A decir de los conocedores, lo que AMLO debió hacer fue presentar un recurso de revisión ante el mismo juez y, de no hacerlo, inconformarse ante un tribunal colegiado, pero no; optó por enviar una carta al presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Arturo Zaldívar, para que Gómez Fierro sea investigado, lo cual, de proceder, lo hará el Consejo de la Judicatura Federal. Pero no, se prefirió la estridencia que es la marca de la actual administración.

Fue así que el propio Andrés Manuel leyó la misiva el lunes en su matutina conferencia de prensa descalificando al juzgador al presuponer que tendría interés especial de defender a particulares.

Así las cosas, el aludido juez se habría enterado de la molestia del mandatario por un asunto legal de su incumbencia, no por la misma vía institucional, sino a través de los medios, lo que ha sido criticado por los letrados, dentro y fuera del Poder Judicial. Esta situación supone, o falta de asesoría jurídica (Julio Scherer Ibarra, su consejero, sería el responsable) hacia el principal abanderado de la 4T,

o simple afán de exhibir una supuesta falla solo porque va contra una reforma ya que se aprobó con premura, sin cambiar nada, ni una coma, pero que según él, el juez amparó por algún interés, que en principio no existe, pues se trata de un procedimiento que tiene sus tiempos y sus normas, así se inconforme AMLO, o quien sea el jefe del Ejecutivo.

La crítica López Obrador fue que: “Hay quienes solicitan la suspensión, la protección de la justicia y tardan en ser atendidos pero aquí fue rápido”, por lo que pidió que se determine si a la autoridad judicial mencionada(el juez Gómez Fierro), “le corresponde, o no, aplicar de manera oficiosa a quienes no lo solicitaron y si es de su competencia, o no, resolver sobre el caso”.

Todo lo anterior se centró luego en exhibir y atacar al juez –tal vez para que aprendan otros–, no en rebatir los fundamentos de su determinación de si estuvo o no apegada a derecho, por lo que, de botepronto, la secretaria de Energía, Rocío Nahle declaró sin rodeos en una entrevista en radio: “Vamos contra el juez que suspendió la ley eléctrica”, sin aportar argumentos. Eso sí, al servicio incondicional de su jefe. Hasta la ignominia cuando ni siquiera se ha investigado y, menos, se ha dado una resolución.

¿Acaso, con personas y medidas así, que creen que el pueblo y la ley son ellos, nos encaminamos al “Estado soy yo”?

En el mismo sentido, al cierre de esta columna se dio a conocer que otro juez, Rodrigo de la Peza López Figueroa, concedió once suspensiones más en el mismo sentido que Gómez Fierro en contra de la Ley de Energía Eléctrica. ¿También se le investigará para ver si le encuentran algo chueco?

También te recomendamos:

Se baja Del Toro de candidatura de MC; no va por la reelección

Comentarios

Acerca del autor

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

anúnciate aquí-partidero-publicidad

Hemeroteca