Select Page

Descuido y falta de monitoreo agudizan escasez de agua: especialista

Descuido y falta de monitoreo agudizan escasez de agua: especialista

Guadalajara, Jalisco.-La escasez del agua no solo es consecuencia de la reducción de masa forestal, del cambio climático, de la exagerada urbanización, tampoco su desperdicio en al menos 30 puntos de mantos acuíferos de la metrópoli o los miles de litros de lluvia que no se captan, sino del retraso histórico en el cuidado del agua, según Arturo Gleason Espíndola, profesor investigador de la Universidad de Guadalajara.

Entrevistado por Tráfico ZMG, el especialista explicó que la entidad  carece de sistemas de medición del agua en las cuencas y por tal motivo se desconoce la situación real con precisión y en tiempo real, lo que ha agudizado la escasez de agua, que, en conjunto con la temporada de estiaje, promete una serie de recortes en el servicio del Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa), que se prolongarán durante varios meses.

Apenas el 1 de marzo, el Siapa anunció que ante los bajos niveles de presión ─por la falta de agua─, en la presa de Calderón, así como la temporada de estiaje y las pocas lluvias de 2020, se estarán llevando a cabo una serie de recortes en la zona metropolitana de Guadalajara, afectado más de 200 colonias, principalmente en las zonas Norte y Oriente.

Para el investigador el problema de fondo tiene que ver no sólo con el descuido de las autoridades, sino con que “ni el estado ni la Federación tienen un sistema eficaz de medición de agua preciso, exacto ni en tiempo real” y por ello no se sabe la cantidad de agua de la presa Calderon, el Zapotillo e incluso del Lago de Chapala.

Esto, apuntó, no permite tomar las previsiones necesarias. A esto se suma la mala administración o el mal uso que la ciudadanía hace del agua.

“Sí observamos mayor sequedad en el ambiente, sí se observa una merma pero creo que el problema no es solamente en la falta de lluvia, es también en la pésima administración del agua que tenemos como tapatíos”, destacó.

Por si fuera poco se desperdicia el 60% de los 300 millones de metros cúbicos de agua que caen al año en la metrópoli. Es decir, se van al drenaje.

“180 millones de metros cúbicos se están yendo a los drenajes y no hay una política de captura, aprovechamiento, infiltración, retención, o almacenamiento masivo en casas, en hoteles, en plazas comerciales, no hay”, recriminó.

Gleason Espíndola también consideró que los gobiernos deben de apostar por la educación y la organización para el cuidado del agua, pues no habrá solución al problema de escasez que se resuelva sólo con mayor presupuesto.

También te recomendamos:

Prepara Siapa megarecorte por escasez de agua y estiaje

Comentarios

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

anúnciate aquí-partidero-publicidad

Hemeroteca