Ciudad de México.-De forma apresurada, la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular, la iniciativa de reforma laboral que el gobierno de Estados Unidos fijó como condición para ratificar el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Con 258 votos a favor, 67 en contra y 18 abstenciones, la reforma ahora se turnará al Senado para su aprobación.

A principios de abril, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, condicionó la ratificación del T-MEC en su país sobre la aprobación de la reforma laboral.

En esa ocasión, el Congreso estadounidense hizo hincapié en la necesidad de una ley que proteja los derechos laborales. Algunos legisladores demócratas de EU señalaron que el acuerdo debe garantizar que los trabajadores mexicanos tengan derecho a organizarse.

En este sentido, la propuesta de reforma laboral destaca la libertad de asociación y el establecimiento de la democracia sindical.

De igual forma fija a eliminación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, los contratos colectivos y la elección de líderes sindicales.

No obstante, la iniciativa evadió el tema de la subcontratación, también conocido como outsourcing.

Comentarios