Select Page

El horror cotidiano que agobia a Jalisco

El horror cotidiano que agobia a Jalisco

Puntos y Contrapuntos

Criterios

 

Cuando el gobierno no tiene la capacidad para ofrecer una respuesta firme, contundente, que advierta a los criminales que sus acciones no quedarán impunes, se estimula la espiral de violencia y se profundiza la sensación de zozobra e indefensión en la que vive cotidianamente la gente en Jalisco.

Tal es la situación que prevalece en nuestra entidad, en una sucesión de hechos violentos que transitan de la administración del priista Jorge Aristóteles Sandoval Díaz al gobierno del emecista Enrique Alfaro Ramírez.

Hay quienes advierten, intencionadamente, para tratar de ocultar sus fragilidades o ineficiencias, que las comparaciones son odiosas. Sin embargo, no es así, pues las comparaciones sólo permiten diferenciar entre lo bueno, lo mejor y lo peor; entre los errores involuntarios, la ineficiencia circunstancial, la torpeza fortuita y la mediocridad perniciosa, que estimula la impunidad o la consiente.

Las cofradías del apapacho son el mejor estímulo para la mediocridad, porque no se reconocen los errores, y se socializan las disculpas y los pretextos en amplios segmentos de presuntos servidores públicos de mediano temple y muy evidente medianía.

El pasado sábado 7 de septiembre del 2019, alrededor de las 18:30 horas, fue asesinado el capitán Vany Rodríguez, director de Seguridad Pública de Lagos de Moreno, en el crucero de San Homero y la Calle 2, en la Colonia Las Palmas de esa población. Con él murieron sus dos escoltas, Julián Cerrillo Ántimo y José Norberto Juárez Reyes.

Fueron emboscados por varios sujetos armados cuando apenas estaban a punto de subir a una camioneta blindada. Los asesinos huyeron sin que alguien pudiera proporcionar pistas sobre su identidad.

Estos crímenes son la secuela violenta de los primeros ocho meses de la actual administración estatal que encabeza el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, que naufraga en las embravecidas aguas de la incertidumbre.

“El arranque de la Administración de Enrique Alfaro -tomando como referencia los primeros ocho meses de su gobierno, de diciembre del 2018 a agosto del 2019- no sólo es el de mayores índices delictivos, sino que también es donde más homicidios de funcionarios se han registrado, en comparación con el comienzo de la anterior Administración”, que encabezó el priista Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, advierte una nota de Mural publicada el pasado martes 6 de agosto del 2019.

En el periodo referido del gobierno de Alfaro Ramírez fueron asesinados 25 funcionarios de los tres órdenes de Gobierno. Entre marzo y octubre de 2013, cuando empezó la travesía de Aristóteles Sandoval, se perpetraron los crímenes de 19 servidores públicos.

Hay otros casos recientes que ilustran la espiral de violencia que agobia al gobierno de Alfaro Ramírez y mantiene preocupada a la sociedad jalisciense.

El reciente viernes 2 de agosto del 2019 mataron a balazos al director de la policía de Tepatitlán Arturo Gómez Vargas y a su escolta Juan Manuel Hernández Galván. Alrededor de las 9:00 de la mañana, cuando circulaba en una Dodge Ram por la Carretera de Tepatitlán a Guadalajara, a la altura del Rancho 4 Milpas, en Tepatitlán. Ninguna persona aportó datos consolidados sobre los perpetradores de los crímenes.

El pasado viernes 26 de julio del 2019 fue asesinado el Fiscal Regional de Jalisco, Gonzalo Huitrón Reynoso, durante un enfrentamiento registrado en la Carretera Santa Rosa-La Barca, en el municipio de Poncitlán, en la ribera del Lago de Chapala, cuando tripulaba una camioneta Ram. Sus dos escoltas fueron heridos. Los policías agredidos viajaban hacia Guadalajara cuando varios sujetos, en otra camioneta, los interceptaron alrededor de las 6:30 horas.

También es obligado referir que el lunes 29 de abril del 2019 fue asesinado a balazos en Ocotlán, Jalisco, Daniel Torres Hernández, director de Seguridad Pública del Municipio de Zamora, en Michoacán. El Presidente Municipal de Zamora, Martin Samaguey, confirmó la muerte del comandante a través de su Facebook: “Capitán Daniel Torres: Director de Seguridad Pública de Zamora, Mich. Descanse en Paz. Dios lo tenga en la Gloria”.

El martes 26 de febrero del 2019 el periódico Mural publicó que la Fiscalía localizó dos cadáveres que podrían ser de los dos exmandos de Tonalá desaparecidos desde el viernes 15 de febrero del 2019. La Fiscalía General de Jalisco confirmó que los cuerpos que había sido localizados en bolsas el fin de semana anterior eran de José Octavio García Aceves y Gilberto Casillas, excomisario y exmando tercero de la policía tonalteca, respectivamente.

 

NÚMEROS ROJOS

Los políticos le siguen apostando a la amnesia de la sociedad. Y desgraciadamente en gran medida les funciona. Muchos pendientes quedaron de la administración del priista Sandoval Díaz, en la lista de funcionarios y políticos asesinados entre el viernes 1 de marzo del 2013 y el miércoles 5 de diciembre del 2018, cuando entregó la gubernatura de Jalisco.

El clima de violencia se manifestó muy temprano. El sábado 9 de marzo del 2013, apenas a ocho días de la toma de posesión de Sandoval Díaz, fue asesinado a balazos el secretario de Turismo de Jalisco, José de Jesús Gallegos Álvarez.

El 29 de agosto del 2013 mataron a balazos, en Guadalajara, al regidor de Cabo Corrientes, Héctor Javier Salazar García.

Desde el jueves 19 de junio de 2014 desapareció el jefe de la Policía Municipal de Ahualulco de Mercado, en la Región Valles, Ricardo Hernández Garduño.

El 26 de junio del 2014 fue ultimado a tiros el subdirector de Seguridad Pública de Ayutla, Juan Ramón Ramírez Contreras.

El 3 de agosto del 2014 fueron asesinados con armas de fuego el presidente municipal de Ayutla, Manuel Gómez Torres, y su caballerango, José de Jesús Hernández.

El 22 de septiembre del 2014, cuando transcurría ya el segundo año de la administración de Jorge Aristóteles, fue secuestrado en Tlaquepaque el diputado federal priista por el distrito 18, con cabecera en Autlán de Navarro, Gabriel Gómez Michel. Al día siguiente, en Apulco, Zacatecas, población cercana a los límites con Jalisco, fue encontrado su cadáver calcinado, dentro de un vehículo, junto con el de su asistente Heriberto Núñez Ramos.

La Fiscalía General informó el 4 de octubre del 2014 que detuvo a cuatro presuntos implicados en el crimen de Gómez Michel, miembros de una expresión local del crimen organizado, y que los puso a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR). Del caso, nunca más se ha sabido algo. Desde entonces, nada nuevo se ha informado sobre este asunto.

El lunes 20 de octubre del 2014 fueron asesinados con armas de fuego el exalcalde de Cabo Corrientes (2007-2009), Carlos Alberto Orozco Madrigal, y su acompañante, Elías Ávalos García, cuando circulaban por la carretera que lleva de Cabo Corriente a Tomatlán.

El miércoles 5 de noviembre del 2014 fue asesinado a balazos en Ciudad Guzmán el presidente con licencia de la delegación del PAN en Jilotlán de los Dolores, Abel Licea Ortiz. Era precandidato a la presidencia municipal de Jilotlán.

El sábado 13 de diciembre del 2014 le quitaron la vida en Tlaquepaque a Efrén Álvarez López, exalcalde de San Sebastián del Oeste por el PRD. Este exfuncionario ya había sobrevivido en 2012 a un ataque cuando pretendía postularse a un cargo de elección popular, según relataron familiares de la víctima.

El lunes 6 de abril del 2015 fueron asesinados a tiros, cerca de San Sebastián del Oeste, 15 policías de la Fuerza Única Regional que fueron emboscados por una banda del crimen organizado que operaba en esa región. Ese mismo día fue ultimado el director de la Policía de Zacoalco de Torres, Miguel Ángel Caicedo Vargas.

El sábado 28 de marzo del 2015 mataron en San Martín de las Flores al regidor de Tlaquepaque Feliciano García Fierros, y el lunes 27 de abril del 2015 fue asesinado su hijo Iván Alejandro García Flores.

El viernes 19 de junio del 2015, cuando transcurría ya el tercer año del gobierno de Jorge Aristóteles, fue asesinado a balazos Javier Alejandro Galván Guerrero, delegado del ISSSTE en la entidad, también expresidente estatal del PRI (2004-2007) y exalcalde de Autlán de Navarro. El móvil del crimen podría estar en la disputa de un inmueble, informó el entonces Fiscal Central de Jalisco, Rafael Castellanos.

El seguimiento a estos crímenes ha sido muy pobre, negligente, y no ha habido información consolidada de la autoridad que aclare cuántos ya habrían sido resueltos y cuántos estarían todavía impunes, o quedarán impunes hasta descansar en el archivo muerto

 

LOS OLVIDADOS

Pero hay otros asesinatos que también siguen en el limbo y que pocos parecen tener interés en investigarlos y aclararlos, pese al fuerte impacto que tuvieron en su momento, porque se cometieron en pleno proceso electoral de Jalisco 2017-2018. Al respecto, la actual administración de Alfaro Ramírez tampoco ha mostrado interés por resolverlos. Cuando menos, públicamente, no se ha aclarado cuántos estarían resueltos hasta la fecha.

El viernes 8 de diciembre del 2017 fue asesinado el coordinador de Morena en el municipio de Casimiro Castillo, Miguel García González, quien era considerado precandidato a la alcaldía de esa población.

El domingo 24 de diciembre del 2017 mataron al activista social y coordinador de Movimiento Ciudadano en La Huerta, Jalisco, Salvador Magaña Martínez.

El jueves 28 de diciembre del 2017 fue ultimado el diputado local del PRD Saúl Galindo Plazola, asesinado a balazos en Tomatlán, Jalisco, quien era considerado precandidato a la alcaldía de ese municipio.

El domingo 15 de abril del 2018 mataron al alcalde con licencia de Jilotlán de los Dolores, Juan Carlos Andrade Magaña, de Movimiento Ciudadano, quien pretendía reelegirse en su cargo.

Un gobierno se fue por la puerta trasera y otro entró con el estruendo de la tormenta, que se ha ido diluyendo poco a poco entre relámpagos y truenos que a muy pocos impresionan, sin que exista claridad en muchos expedientes que ya estarían empolvados en algún oscuro rincón del archivo muerto de la Fiscalía General de Jalisco.

 

LA IMPUNIDAD

Desde 1764, cuando publicó su célebre Tratado de los Delitos y de las Penas, el filósofo y jurista italiano César Bonesana, Marqués de Beccaria, predicaba sobre la firmeza de las sanciones y el castigo, cuando la ley se cumple y se tiene devoción por hacer prevalecer la justicia, desde los asuntos menores, hasta los muy grandes.

“No es la crueldad de las penas -decía- uno de los más grandes frenos de los delitos, sino la infalibilidad de ellas, y por consiguiente la vigilancia de los magistrados, y aquella severidad inexorable del juez, que, para ser virtud útil, debe estar acompañada de una legislación suave”.

Agregaba: “La certidumbre del castigo, aunque moderado, hará siempre mayor impresión que el temor de otro más terrible, unido con la esperanza de la impunidad”.

Sentenciaba: “Porque los males, aunque pequeños, cuando son ciertos amedrentan siempre los ánimos de los hombres”.

El pretendidamente severo grito del presunto pastor, que asegura que jamás lo doblegarán los aullidos del lobo, y que con sus gesticulaciones pretende espantar a las fieras, ya no funciona. Como tampoco tiene sentido promover nuevas y más severas leyes, si no se aplican las que actualmente existen.

Como igual carece de sentido una nueva constitución para Jalisco, inmerso y agobiado por el crimen, cuando quizá le bastaría a la gente probar, así fuera tan sólo una vez, que la que actualmente existe podría funcionar si hubiese al frente de las instituciones personas que creyeran sinceramente en las bondades de la ley, la legalidad y la justicia.

La voluntad sincera, firme y valiente, para hacer cumplir las leyes de manera estricta, con el honrado propósito de procurar y administrar justicia, sería el mejor antídoto contra el crimen, la violencia, los abusos y la impunidad, horrores que agobian y agravian cotidianamente a los jaliscienses.

Comentarios

Acerca del autor

Quienes Somos

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

1

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir