El gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez aseveró que la pasada administración que encabezó, el priista, Aristóteles Sandoval mintió al Sistema Nacional de Seguridad al reportar “desde hace años” cifras maquilladas en delitos patrimoniales.

Es por ello que solicitó al secretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo que se realice una auditoría completa a las estadísticas que envían todos los estados al Sistema Nacional de Seguridad.

“Le vamos a pedir al secretario de seguridad Federal que se inicie una auditoría completa, integral de la información que están enviando todos los estados de la república, porque si esto está pasando en Jalisco, yo no tengo duda que puede estar pasando en otros estados”, recalcó Enrique Alfaro.

Subrayó que la alteración de las cifras por parte de la Fiscalía general constituye un delito a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Dicha norma en su artículo 139 contempla una sanción con dos a ocho años de prisión y 500 días de multa a quien “ingrese a sabiendas información errónea, que dañe o que pretenda dañar en cualquier forma la información, las bases de datos o los equipos o sistemas que los contengan”.

Según Enrique Alfaro la denuncia que se presentará contra los exfuncionarios por la comisión de dicho delito, “va a llegar hasta arriba”.

No descartó que su antecesor, Aristóteles Sandoval estuviera enterado de la manipulación de cifras. “La respuesta es de sentido común, si el gobernador no sabía de esto pues entonces sí es más grave (…) yo lo que sí sé es que siendo el gobernador tú no puedes no estar enterado de algo así, entonces, este, pues ya veremos, vamos a dejar que la investigación siga su curso”.

El mandatario estatal indicó que en diciembre, a raíz que inició la presente administración estatal, detectaron la manipulación de cifras al cruzar la información de los reportes de las policías municipales con las carpetas de investigación de la Fiscalía.

Se le pidió al fiscal general, Gerardo Octavio Solís Gómez que realizara una “investigación integral”, y tras realizar un análisis a las carpetas de investigación de los últimos tres años “se detectaron irregularidades graves”, lo cual originó que se profundizara en el asunto.

Ejemplificó Enrique Alfaro que de junio a diciembre de 2016, la Fiscalía reportó al Sistema Nacional de Seguridad, 63 mil 730 carpetas de investigación, cuando la cifra real era de 93 mil 841.

Al siguiente año, en 2017, la Fiscalía aseveró que en Jalisco se abrieron solo 117 mil 554 carpetas, pero la cantidad verdadera era de 166 mil 599. De enero a noviembre de 2018, informó que eran 110 mil 357, cuando en realidad fueron 150 mil 448.

Al mes pasado, se contabilizan 12 mil 307 carpetas de investigación. Con esa cifra verdadera, dijo Enrique Alfaro, se va “trazar nuestra ruta partir de eso trazar nuestra ruta y nuestra estrategia de evaluación y seguimiento de la política de seguridad”.

A detalle, se alteraron los reportes de robo de: vehículos, a negocios, a casa habitación y personas.

“Sabemos que en el caso de vehículos que tenían seguro, los tenían que reportar cuando se los robaban, porque si no ahí había una fuente de información que podía generar datos que pusieran en evidencia que nos estaban reportando las cifras, o el caso de robo a personas, el criterio era cuánto le habían robado entonces ahí, si te robaron poquito pues pasas”, comentó.

Descartó Enrique Alfaro que se pudieran manipular las cifras de homicidios porque existen actas de defunción.

El mandatario estatal califica la situación en materia de seguridad en Jalisco como “sumamente grave”, pero “vamos a tener que ponerle todo nuestro esfuerzo, todo nuestro empeño en arreglar esta realidad”, apuntó.

 

Comentarios