Zapopan, Jalisco.-La comunidad indígena de San Francisco Ixcatán, en Zapopan, exigió a seis personas, entre ellos el exlíder del Partido de la Revolución Democrática,  Jesús Ortega Martínez, y el exgobernador priista, Jorge Aristóteles Sandoval, dejar a un lado las simulaciones y renunciar realmente a su calidad de comuneros.

Los afectados recuerdan que los datos recabados por el último Censo de Comuneros revelan que Jesús Ortega, tres de sus hermanos y una sobrina, además de Sandoval Díaz, conservan decenas de hectáreas en la referida comunidad.

La edición Jalisco de la revista Proceso publicó en 2009 que, además de Ortega ─quien se apoderó de 41 hectáreas de terreno junto a sus hermanos, Gerardo, María del Rosario e Ignacio, y la sobrina Claudia Fabiola Aidee Reséndiz Martínez─, y Sandoval, aparecían en el padrón de comuneros, Adriana Fabiola Poblano Ramos quien fungía entonces como presidenta del Consejo de Barrios de la Ciudad de México y el exdiputado federal perredista por el Distrito Federal, Jorge Martínez Ramos.

Tras difundirse la información,  ese mismo mes, Ortega y Sandoval renunciaron a sus derechos, “punto que fue aceptado de inmediato por la Asamblea de Comuneros del 19 de abril, empero las originales renuncias se entregaron el 30 de junio de 2009”.

Sin embargo, los afectados acusan que a una década de ese hecho, aún siguen apareciendo las seis personas en el Registro Agrario Nacional como comuneros.

Es por ello que solicitan a la autoridad “resarcir las fallas del procedimiento agrario para que los nombres de Jesús Ortega, tres de sus hermanos y sobrina, así como Jorge Aristóteles salgan de inmediato del censo”.

También piden que cesen las invasiones a su territorio, en donde son frecuentes los incendios forestales, con la finalidad de crecer la mancha urbana; el derrame de lixiviados provenientes de cuatro basureros; la contaminación industrial del río Santiago, y no entregar más concesiones de agua a los grandes fraccionamientos.

Otro punto es que les restituyan 101 hectáreas donde se ubican sus viviendas, sitios arqueológicos, plaza e iglesia.

Comentarios