Debate Abierto

Criterios

El jueves 31 de enero Pedro Kumamoto y la organización Wikipolítica hicieron público su interés de transitar hacia la construcción de un nuevo partido político estatal. Para ello deberán recorrer un largo proceso para cumplir los requisitos que establece la ley electoral, pero si cumplen con todos ellos, al final de este año 2019 Jalisco tendrán un nuevo partido político.

En Jalisco existen actualmente ocho partidos con registro, todos con presencia nacional. Durante el año pasado, entre todos recibieron más de 437 millones de pesos de financiamiento público otorgado por el instituto electoral del estado. ¿Por qué Wikipolítica quiere ahora convertirse en partido político? ¿Los ciudadanos quieren un nuevo partido? Pedro Kumamoto, líder de la agrupación declaró que “seremos el partido más honesto desde su fundación, un proyecto como no hemos visto. Estamos dando un gran paso hacia un camino de esperanza, caminemos emocionados y emocionadas por lo que viene. Unidos y unidas somos más fuertes. El futuro se acerca y estamos listo”.

Durante su formación, Wikipolítica ha criticado duramente a los partidos políticos de todos los colores y orientaciones; es claro que su discurso crítico logró su objetivo de cosechar una buena cantidad de simpatías que se tradujo en votos durante la pasada elección del 1 de julio. A pesar de su creciente popularidad, no pudo contra la alianza que hicieron todos los demás partidos y no logró ganar un solo escaño como diputados o senadores.

Los partidos políticos no gozan de buena reputación ni popularidad entre la población mexicana. Por ejemplo, el Informe Latinobarómetro de 2018 muestra que en América Latina la confianza en los partidos políticos es en promedio de 13%, mientras que en México es uno de los bajos del continente con 11%. Por otra parte, el INEGI, publicó en marzo de 2018 su Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, que muestra que la confianza en los partidos políticos en México se ubicó en 20.6%, este nivel de popularidad tan bajo es sólo comparable con el que muestra otras instituciones cono la Cámara de Senadores y Diputados que obtuvieron 17.8%, ambas se encuentran en la parte más baja del ranking en cuanto a la confianza que le tienen los mexicanos a algunas instituciones.

Adicionalmente, el organismo Jalisco Cómo Vamos, reportó en su Encuesta de Percepción Ciudadana, 2016 que sólo 2% de la población de Jalisco participa en algún partido u organización política en Jalisco.

Este escenario muestra que el nuevo partido que propone formar Wikipolítica tendrá que remar contracorriente, no sólo porque ahora proponen crear algo que antes criticaban, sino también por el muy ganado desprestigio que tiene los partidos políticos en México. Sin embargo, al mismo tiempo la oportunidad para captar militantes y simpatizantes es enorme, sí es cierto el dato que reporta Jalisco Cómo Vamos, existe un universo enorme de posible seguidores de Futuro a los que deben convencer que el nuevo partido es realmente diferente a los que ya existen en Jalisco.

Cuáles son los principales vicios que tienen los partidos políticos en México y que justamente son los que han provocado la irritación y desconfianza de los ciudadanos. Si Futuro y sus dirigentes quieren recuperar la confianza perdida deberán evitar los siguientes vicios:

1) Los partidos políticos postulan a candidatos impresentables a cargos de elección popular, frecuentemente con señalamientos de corrupción; a pesar de que la prensa los denuncia, la cúpula de los partidos termina por imponerlos como candidatos.

2) Los partidos políticos no respetan ni a sus militantes, no hay democracia interna en los partidos, por ello los militantes no participan en su vida interna.

3) Los partidos están dirigidos por burocracias que se enquistan en la dirigencia del partido hasta por décadas, esos cuadro viejos cuidan sus cotos de poder y ponen barreras de entrada a jóvenes militantes.

4) Los partidos en México derrochan recursos públicos en pagar altos sueldos a sus dirigentes, por ello existen muchos señalamiento de enriquecimiento sospechoso de los dirigentes de partidos.

5) Los partidos, por la ambición de ganar elecciones diseñan fraudes electorales, violan frecuentemente las leyes electorales, rebasan topes de campaña, compran votos, usan programas sociales de forma clientelar para comprar e inducir el voto a su favor.

6) Los partidos frecuentemente hacen  alianzas con grupos fácticos, económicos o políticos para crear leyes o políticas que benefician sus intereses.

7) No son autocríticos, ni representan un contrapeso cuando se convierten en gobierno, al contrario, avalan todas las iniciativas aun cuando vayan en contra del bienestar de sus representados.

8) Los partidos políticos y sus dirigentes negocian con otros partidos o con gobiernos a espalda de los ciudadanos  y de sus militantes, no informan el contenido de sus negociaciones y cómo afectan a los ciudadanos.

9) Existen en México varios partidos políticos que son negocios familiares o de un caudillo, ellos deciden cómo y quiénes se gastan el grueso de las prerrogativas que les otorga el gobierno.

10) Los partidos no son transparentes en el uso de los recursos públicos que reciben, casi siempre ocultan la forma en se gastan los millones de pesos que reciben de financiamiento público.

Obviamente esta lista de vicios y defectos de nuestros partidos en México no es exhaustiva, ni exclusiva de nuestro país, sin embargo, en las últimas décadas los escándalos de corrupción dentro de los partidos se han vuelto una constante en el sistema político mexicano.

Si Futuro quiere nacer como partido y sobre todo sostenerse en el tiempo debe evitar ese decálogo de vicios reseñado arriba; el origen es destino, la forma en que nazca el nuevo partido determinará su futuro. Construir un verdadero partido político que realmente sea un instrumento de empoderamiento de los ciudadanos no será una tarea fácil, recuperar la confianza de los electores será el reto más grande que deberá enfrentar Futuro.

 

Comentarios