Guadalajara, Jalisco.-Líderes empresariales coincidieron en hacer un reclamo mesurado a las autoridades, puesto que consideran que falta resolver temas prioritarios como inseguridad, corrupción, impunidad, y aumentar el crecimiento económico en el país; a la vez, se mostraron dispuestos a ser parte de la solución al realizar inversiones para que se genere empleo.

En lo particular, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, recalcó que coincide con el diagnóstico del presidente Andrés Manuel López Obrador, en que en el país solo creció al 2% durante los últimos 30 años, que existen problemas de desigualdad y de pobreza, sin olvidar que “la corrupción se ha vuelto parte de nuestras vidas y parecería ser que lo vemos como un hecho que nos acompaña, sin tratar de cortarla, de solucionarla, de modificarla, de atacarla”.

Con relación a la inseguridad, comentó que la violencia es “ahora una marca en la que hasta nos conocen internacionalmente, como una situación que parece que está en nuestra cultura y en nuestros valores. Nada de esto nos lo merecemos”.

El presidente del CCE, recalcó que como empresarios son parte de la solución a estos problemas, al no caer en el conformismo y en aumentar las inversiones.

Su declaración se dio durante la toma de protesta, del nuevo presidente del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Rubén Masayi González Uyeda quien apuntó que en “Jalisco como en México queremos vivir sin miedo”, por lo que exigió “soluciones y resultados”.

A la vez dijo que la responsabilidad de los industriales es invertir, generar empleo y crecimiento, mientras que el gobierno debe generar las condiciones de seguridad.

“Sabemos que nuestros grandes retos, siguen siendo la falta de seguridad, la corrupción y la impunidad, problemas que no solo afecta la productividad y desarrollo de nuestras empresas, sino también afecta la tranquilidad y la vida de todos los ciudadanos”, indicó Masayi González.

Por su parte el dirigente saliente del CCIJ, Daniel Curiel Rodríguez expresó que los retos de la autoridad son “la impunidad, seguridad, corrupción e igualdad de oportunidades para todos los mexicanos, son temas pendientes por décadas”.

Consideró que los empresarios tienen la obligación de participar para que “esto cambie” y “apoyar a nuestras autoridades para que se logren los objetivos de crecimiento económico y de inversión para que el país crezca, como lo dijo Carlos Salazar a 4% anual como mínimo”.

Precisó que cuando se refiere a apoyar a las autoridades, no es “dar un cheque en blanco”.

En el acto, también estuvo presente el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez quien coincidió en que uno de los retos más grandes es abatir la inseguridad.

“Hoy vengo a pedirles su ayuda, un gobernante no puede solo, hoy es momento de cerrar filas todos, no solamente para que este estado siga creciendo, sino para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad en medio de tiempos de cambio muy acelerado, en medio de un escenario político en el que estamos reescribiendo las reglas del juego”, dijo el mandatario estatal.

En el evento también estuvo presente Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia, quien expuso que para poder abatir la pobreza se crearán empleos, mismos que logrará al subir el contenido de materia prima mexicana en los productos que se manufacturan en el país.

“Vamos a subir el contenido nacional, respetando los acuerdos comerciales internacionales para poder crear la cantidad de empresas y calidad de empleos que nos ayuden a abatir la pobreza”, refirió.

Omitió responder a los industriales sobre el tema de inseguridad.

 

Comentarios