Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, consideró que el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que marcó como inconstitucional la penalización del aborto en el estado de Coahuila ─marcando así un antecedente para el resto de entidades de la República─, debe ser respetado, pues fue prácticamente unánime.

En conferencia de prensa matutina, López Obrador, quien ayer ─fecha en que se tomó la decisión en la SCJN─ desayunó con Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ministro presidente del máximo tribunal, rechazó haber tenido injerencia en el asunto, pues, dijo, se trasladó inmediatamente a Tula, Hidalgo, para atender las inundaciones.

“No tuve tiempo de tratar nada prácticamente, sólo les dije al secretario de Gobernación (Adán Augusto López) y al presidente de la Corte que tenía que irme a Tula y que quedaban en su casa y que ellos desayunaran, y ya se quedaron, pero no hablé”, explicó.

En este tenor, aseguró que por su cargo no debe tomar una postura personal, sino respaldar lo que la SCJN decida.

“Yo lo que opino es que esta es una decisión del Poder Judicial, de la Suprema Corte, que fue prácticamente unánime, que debe de respetarse, que no debemos nosotros, en mi caso, tomar partido porque hay posturas encontradas, entonces que yo no debo en este caso pronunciarme más que en favor de lo que ya resolvieron los ministros de la Suprema Corte”, sotuvo.

“Tenemos que ser respetuosos de la legalidad. Yo cuando tomé protesta como presidente juré cumplir con la Constitución y con las leyes que de ella emanen, entonces tengo que cumplir, eso es lo que puedo decir”, puntualizó.

También te recomendamos:

Aborto legal en México

 

Comentarios