Search
Generic filters
Filter by Categorías
Criterios
Debate Abierto
El Rincón de Clío
Elemental
Filosofando
Hostal
Júpiter
Las Uvas de la ira
Mirada Violeta
Nada que Perder
Partidiario
Puntos y Contrapuntos
Qucho
Terra Plana
Trascendidos
Cultura
Escenarios
Deportes
Más Que Un Juego
Exclusivas
Francisco Gómez Maza
Josefina Real
Nación
Centro
Estados
Orbe
América Latina
Asia
Estados Unidos
Europa
Partidero TV
Política
Región
Jalisco
Occidente
Sin categoría
Urbe
Filter by Format
Audio
Gallery
Link
Map
Video

Select Page

“Llamarada de petate”, salida de Jalisco del Pacto Fiscal: especialista

“Llamarada de petate”, salida de Jalisco del Pacto Fiscal: especialista

Guadalajara, Jalisco.- El amago de Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, es una “llamarada de petate”, según considera, Marco Aurelio Núñez Cué, doctor en Derecho Fiscal de la Universidad Panamericana, quien también considera como irresponsable que el mandatario estatal asuma dicha postura en medio de una crisis sanitaria como la que atraviesa el país ante el nuevo coronavirus.

En entrevista para Partidero, el especialista reconoció que Jalisco posee la facultad para aislarse del acuerdo tributario, mismo al que se unió voluntariamente en 1979 ─casi al tiempo en que se expidió la Ley de Coordinación Fiscal─, aunque requiere la aprobación del Congreso Estatal, cuya mayoría es representada por Movimiento Ciudadano, partido de Alfaro Ramírez.

Además de esto, casi la mitad del presupuesto ejercido cada año por el gobierno jalisciense equivale a las participaciones que otorga la Federación. Es decir, el estado dejaría de recibir alrededor de 58 mil millones pesos de los 123 mil millones que conforman, al menos, la Ley Federal de Ingresos del 2020 de Jalisco.

Para recuperarse del golpe, el estado debería configurar nuevos impuestos.

En este sentido, Núñez Cué prevé que la postura se extinga.

─¿Qué sucedería si Jalisco decidiera salir del Pacto Fiscal Federal?

─La manera de entrar en el es por medio de un acuerdo de adhesión voluntario, y Jalisco se unió en el (19)79. Tanto para unirse como retirarse, es necesaria la aprobación del Congreso Estatal. Dicho esto, cualquier entidad es libre de retirarse, siempre y cuando cumpla con lo anterior. Pero de hacerlo, Jalisco tendrá que reajustar su presupuesto, además de crear más impuestos estatales, lo cual se traduce en una doble tributación, es decir una carga fiscal excesiva para los habitantes.

─¿Qué hay sobre los impuestos estatales etablecidos por la entidad?

─Los impuestos de Jalisco generan cinco mil millones de pesos, y los obtenidos de trámites como por ejemplo licencias de conducir y pasaportes, 10 mil (millones). Sumados no son nada en comparación con los 58 mil que la federación le da.

Núñez Cué apunta también a que la advertencia de Alfaro Ramírez es únicamente para presionar al gobierno federal, aunque es “imprudente” tocar el tema en un momento de contingencia.

Por si fuera poco, prevé que de concretarse la salida  de Jalisco del Pacto, tomaría entre cuatro y cinco años concluir el proceso de desincorporación, además de la revisión del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, las fórmulas de la repartición tributaria y la generación de impuestos propios.

De acuerdo con el gobierno federal, “la recaudación federal participable es el conjunto de recursos que percibe la Federación por concepto de impuestos federales, derechos de minería y una parte de los ingresos petroleros provenientes del Fondo Mexicano del Petróleo. Dicha bolsa de recursos es de suma relevancia para estados y municipios, ya que de ella se desprenden los principales fondos de participaciones que les transfiere la Federación”.

Desde septiembre del año pasado Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, amenazó con abandonar el Pacto Fiscal Federal, argumentando que la entidad es una de las que más dinero aporta a la Federación y, en contraparte, menos recibe.

Según cifras publicadas por Grupo Reforma, Jalisco recibe 0.30 centavos por cada peso que aporta a la Federación.

En ese entonces, al reunirse con sus homólogos de la Alianza Centro Occidente consideró que ninguno de los estados quería romper con el acuerdo, pero que se exigía un trato “justo” a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Ahora, en medio de la epidemia por el nuevo coronavirus, el mandatario estatal amagó nuevamente con abandonar el acuerdo tributario.

“Somos ya muchos los estados que ya nos cansamos de los abusos de la federación (…) Por supuesto que compartimos la idea de que se revise el pacto fiscal”, expresó el pasado 10 de abril ante medios de comunicación.

Alfaro Ramírez no es el único gobernador que ha amenazado con abandonar el Pacto Fiscal Federal, también gobernadores de Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas y Nuevo León lo han hecho.

Comentarios

Acerca del autor

Hemeroteca