Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, se dijo dispuesto a dialogar con los gobernadores de la Alianza Federalista, quienes han exigido una renovación al Pacto Federal ─en su línea fiscal─ para recibir más recursos en participaciones y aportaciones.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario federal aseguró que responderá a las inquietudes de los gobernantes “siempre y cuando no haya politiquería”.

“Imagínense que se use la investidura presidencial con propósitos partidistas, tenemos que ser respetuosos de la investidura presidencial, no es un asunto personal, es un asunto que tiene que ver con la institucionalidad”, declaró el presidente.

No obstante, reiteró que no existe adeudo alguno con los gobierno estatales y todos los recursos contemplados en la Constitución se han entregado en tiempo y forma.

También, ordenó a Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, informe con exactitud a la Alianza Federalista cuánto dinero se les ha trasferido en 2020, ya que, aseguró, el monto es de 638 mil millones de pesos, lo que significa un incremento de 2.9% respecto de 2019.

“No se pueden disminuir, el corazón del pacto fiscal es producto de una reforma de hace 13 años”, comentó al respecto Herrera.

Finalmente, López Obrador precisó que las entidades adeudan a la Federación alrededor de 70 mil millones de pesos en impuestos, “pero no les estamos cobrando eso, para que no se mal interprete”.

La intención de diálogo se suma a la de Herrera, quien tras señalar que el actual acuerdo fiscal data de 2007, impulsado por el expresidente Felipe Calderó y el Acción Nacional, aseguró en Twitter: “en lo personal, nosotros estamos por iniciar, con los secretarios de finanzas de los estados, una discusión técnica del pacto fiscal que busque un sistema más justo y equitativo para todos”. 

El pasado lunes, en torno de las 10:00 horas, los gobernadores de Aguascalientes, Coahuila, Colima, Chihuahua, Guanajuato Jalisco, Michoacán, Nuevo León, y Tamaulipas realizaron actos públicos para “cerrar filas” y exigir al gobierno federal un mejor trato fiscal. De lo contrario, amagaron con abandonar el Pacto Federal, al menos en su apartado fiscal.

 

También te recomendamos:

Pacto fiscal, herencia de Calderón y el PAN, pero habrá negociación: Hacienda

Comentarios