Ciudad de México.- Luego de la tensa relación diplomática entre México y Bolivia araíz del asilo otorgado por la embajada mexicana en aquel país a exfuncionarios del expresidente Evo Morales, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó la opción de entregar a dichos personajes a las autoridades bolivianas, actualmente encabezadas por Jeanine Añez, presidente interino.

En rueda de prensa matutina, desde Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo federal manifestó que su gobierno no va a “flaquear”.

“Que se haga valer el derecho de asilo, no podemos nosotros flaquear en este asunto de darle protección a perseguidos políticos que recibieron en nuestra embajada un asilo y luego se produjeron órdenes de aprehensión”, señaló.

“Si nosotros entregamos a estas personas, estaríamos acabando con el derecho de asilo que para México es sagrado”, reiteró.

“Es parte del derecho internacional, pero en el caso de nuestro país, siempre hasta en las circunstancias más difíciles se ha hecho valer. Es un asunto de principios, no vamos a caer en ninguna provocación”, añadió.

López Obrador aseguró también que “no vamos a caer en ninguna provocación, y defenderemos nuestros principios de política exterior”. Lo anterior luego de que Jorge “Tuto” Quiroga, expresidente boliviano, tildara al tabasqueño de “cobarde” y “matoncito”.

Sobre la embajadora María Teresa Mercado, quien fue declarada por Áñez como persona non grata y expulsada del país sudamericano, el presidente manifestó que “hizo un papel destacado; fue una diplomática de primer orden que actuó con inteligencia y firmeza. Seguramente la Secretaría de Relaciones Exteriores sabrá reconocer su trabajo”.

Tras las declaraciones, Mercado agradeció al presidente a través de su cuenta de Twitter: “Mi agradecimiento profundo por sus palabras señor Presidente López Obrador!!!! Honrada de servir a mi país y de su tradición de asilo!!! (sic)”.

El pasado 30 de diciembre, Jeanine Áñez dio un ultimátum para que  la embajadora mexicana, y cinco funcionarios españoles abandonaran Bolivia en 72 horas. Dicha acción generó también una disputa con al Unión Europea, misma que respaldó a España.

También te recomendamos: 

Bolivia expulsa a embajadora mexicana; la SRE responde

Comentarios