Morelia, Michoacán.- Tras una veintena de días luchando contra la enfermedad Covid-19, José Manuel Mireles, quien fuera líder y vocero de autodefensas en Michoacán, perdió la vida. La mañana de ayer, tras ajustarse una serie de trámites, se realizó un cortejo fúnebre en su honor.

Familiares, amigos y funcionarios partieron del la sede del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en Morelia, rumbo al crematorio Santa Bárbara, alrededor de las 10:30 horas. El acto  se llevó a cabo con todas las medidas preventivas para evitar más contagios por el nuevo coronavirus.

El miércoles, el doctor José Manuel Mireles, quien fungía como subdelegado médico del ISSSTE en el estado, falleció debido a una falla renal. El 5 de noviembre se dio a conocer que el doctor fue hospitalizado en el Hospital de Alta Especialidad de la misma institución por posible Covid-19. Esto el pasado martes 3 de noviembre.

El vocero del ISSSTE en la entidad informó en su momento que el funcionario federal presentaba síntomas de enfermedad respiratoria, probablemente pulmonía atípica; sin embargo, dado que los exámenes químicos de Covid-19 no se habían entregado al médico, no se descartaba el coronavirus.

El pasado 6 de noviembre Mireles Valverde dio a conocer a través de su cuenta en Twitter que había dado positivo a la prueba.

Luego del cortejo, el ISSSTE realizó  un homenaje al doctor Mireles, quien a los 62 años de edad perdió la vida.

Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió su pésame a los familiares del subdelegado Mireles.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal también mando su pésame a todos los familiares de aquellas personas que han fallecido a consecuencia del coronavirus, que en México suma más de 103 mil víctimas.

“Aprovecho para enviar a los familiares del doctor Mireles mi pésame y a muchos mexicanos que están sufriendo; conocidos, familiares cercanos, que están padeciendo de esta pandemia, estamos haciendo todo, y no sólo nosotros ─los servidores públicos del gobierno del más alto nivel─ no, los médicos, los enfermeros que siguen salvando vidas”, dijo.

 

Claroscuros de Mireles

Médico de profesión, y nacido el 24 de octubre de 1958, José Manuel Mireles Valverde tuvo un discreto inicio en la esfera pública como funcionario de la Secretaría de Salud de Michoacán en su tierra natal, Tepalcatepec. Fue médico Militar, y ostentaba el grado de Coronel.

En sus aspiraciones por la alcaldía del citado municipio, fue arropado por el Partido Revolucionario Institucional, pero fracasó.

Fue hasta febrero de 2013 que el doctor acaparó los reflectores con el levantamiento en armas de grupos de autodefensas en los municipios de Tepalcatepec y Buenavista, en la Tierra Caliente michoacana, para combatir a Los Caballeros Templarios.

Ante el hartazgo de las extorsiones, secuestros y ejecuciones por parte de Los Caballeros Templarios, con personajes como Enrique Plancarte, Nazario Moreno, El Chayo, y Servando Gómez Martínez, La Tuta, José Manuel Mireles reclutó a un grupo tierracalenteños de no más de 70 integrantes, y dio origen a las autodefensas de Michoacán, que aparecieron a escala nacional el 24 de febrero de 2013.

Vocero y autoproclamado “líder legítimo” de las autodefensas, Mireles se vio envuelto en diversos señalamientos y desencuentros con otros integrantes del movimiento civil armado. Lo acusaban de abuso sexual, excesivo gusto por las mujeres y de filtrar información que ponía en riesgo a las autodefensas.

Incluso auguraban que sus “malas decisiones y su enfermedad por el poder” llevarían a Mireles a una caída en picada.

Sin embargo, a un año y cuatro meses del surgimiento de las autodefensas, el 27 de junio de 2014, José Manuel Mireles fue detenido en la tenencia de La Mira, en Lázaro Cárdenas, junto con otras 45 personas, por violación a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, por orden del entonces Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes.         Permaneció en prisión casi tres años, y luego de pagar una fianza de 30 mil pesos, un juez federal le concedió la libertad el 11 de mayo de 2017.

Todavía en 2018 se consideraba miembro activo de las autodefensas, al mismo tiempo que afirmaba ser parte de los asesores del entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en materia de seguridad.

 

Entre escándalos

Mireles Valverde no era la primera vez que pisaba la cárcel, como ocurrió en 2014. En 1998 fue detenido por delitos contra la salud, aunque tres años más tarde logró salir bajo fianza. Entonces buscó de nuevo un cargo popular, ahora como diputado federal en la militancia del Partido de la Revolución Democrática, pero tampoco lo logró.

En 2014, previo a su aprehensión siendo integrante de las autodefensas, el 5 de enero la avioneta en la que viajaba se desplomó en la zona de Tierra Caliente, procedente de la ciudad de Guadalajara. Ese percance dejó un muerto y cuatro lesionados, entre ellos el médico y su novia, una joven de 17 años de edad. El peritaje concluyó que la causa fue falta de pericia del piloto y descartaron un atentado.

Mireles pasó varias semanas en rehabilitación en un hospital de la Ciudad de México, y luego de ser relevado y suspendido del movimiento civil armado, de nueva cuenta intentó reorganizar a su propio grupo de autodefensas.

“Pasando charola”, el hasta antes de su fallecimiento funcionario del actual gobierno federal, fue objeto de una investigación por una camioneta blindada que adquirió con un valor arriba del millón y medio de pesos.

Ya como subdelegado del ISSSTE en la actual administración federal encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, calificó de “pirujas” a las concubinas de los derechohabientes, a quienes acusó de pagar cuotas mínimas para su atención médica en casos crónicos y costosos.

“Yo les dije de otra manera, porque soy tierracalenteño, también verdad, hay que atender a la primera piruja, a la segunda piruja y a la tercera, la cuarta y hasta la quinta”, afirmó Mireles, hecho que fue grabado en video.

Luego agregó: “Y ahora resulta que hasta están viendo la forma de que atendamos al novio de los hijos, del derechohabiente, o a la novia de las hijas del derechohabiente”.

Posteriormente, el funcionario público se disculpó con el argumento de que “errar es de humanos”.

Pese a todo fue un personaje icónico, controvertido, valiente que logró liberar del crimen organizado a 79 municipios del estado de Michoacán  de los 113, que tiene la entidad y que estaban asolados por el Los Caballeros Templarios.

También te recomendamos:

Fallece José Manuel Mireles, exvocero de autodefensas en Michoacán

Comentarios