Select Page

Otra vez la crisis en Ciencias Forenses

Otra vez la crisis en Ciencias Forenses

Dicen que solo el hombre es el único animal capaz de tropezar con la misma piedra. Tan sólo hace tres años fue noticia mundial la crisis en Ciencias Forenses a causa del exceso de cadáveres en Jalisco, que terminó en una caravana de morgues itinerantes, en tráileres.

Al día de hoy, la presente administración no entendió la lección. Los tráileres de la muerte que deambularon por nuestra zona necropolitana fueron nota mundial calificada inédita en todas partes.

No obstante lo anterior, la crisis prevalece e incluso ha empeorado la situación.

Ello muestra que en Jalisco puede suceder de todo y no pasar nada. La impunidad es el común denominador. Estamos acostumbrados a que nuestras autoridades siempre se deslinden de su responsabilidad. Dicho en otras palabras, nunca hay responsables, no hay autoridades que sean llamados a rendir cuentas, y sean sancionadas de manera ejemplar y pública. Jamás se fincan responsabilidades a pseudo servidores públicos, que llevan a la práctica un sinnúmero de responsabilidades administrativas, incluso la comisión de delitos.

La irresponsabilidad y actos de omisión siguen siendo el común denominador en el sistema vigente en torno al tema de de los cuerpos que alberga el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF). En mi opinión, la crisis que vive es provocada por la Fiscalía del Estado, ya que son ellos quienes deben determinar legalmente la entrega de un cuerpo a sus familiares. Según lo establece la Ley de Personas Desaparecidas del estado de Jalisco, en su numeral 92, “los no localizados e identificados, no pueden ser incinerados, destruidos o desintegrados”.

En Jalisco encabezamos a nivel nacional tres rubros que van concatenados entre sí de manera inevitable: número de personas desaparecidas, hallazgos de fosas clandestinas y el número de personas que albergan estas fosas clandestinas.

La crisis en Jalisco de personas desaparecidas se ha acentuado en los últimos 5 años, tan es así que a nivel nacional México tiene un estimado de más de 85 mil personas de 1964 a la fecha. De esa cifra Jalisco aporta alrededor de 12 mil 500, el problema es que del año 2016 a la fecha, en Jalisco han desaparecido aproximadamente 7 mil personas, esto es más del doble tan solo en cinco años en los más de 52 años.

Las preguntas  que surgen al respecto son: ¿qué está pasando en Jalisco? ¿Qué sucede en esta administración en torno al tema de la violencia e inseguridad? ¿Cuándo cesará la violencia en nuestra entidad?

Recientemente fue grotesco lo sucedido en el IJCF: fotografías de como había cuerpos hasta en el piso que eran tratados indignamente. Mientras autoridades al darse cuenta de la filtración de las mismas, acudieron a demostrar que todo estaba en orden.

Es importante conocer y practicar el ordenamiento legal estatal, nacional e internacional: a nivel estatal tenemos una ley que llegó tarde, la Ley de personas Desaparecidas, así como la de Víctimas, el Reglamento del IJCF, el Reglamento interno de la Fiscalía del estado. A nivel nacional contamos al menos el Código Nacional de Procedimientos Penales, la Ley General de Desaparición Forzada. Y a nivel nacional podemos apoyarnos con los siguientes instrumentos legales: la Convención Internacional sobre desaparición Forzada de personas, del año 1994. Y la convención internacional para la protección de todas las personas  contra la desaparición forzada de 2007.

Es tiempo de renovar a los operadores de justicia en Jalisco, que han demostrado incompetencia e indolencia sobre el tema.

También te recomendamos:

Gobierna Movimiento Ciudadano sobre cuerpos exhumados

ciencias forenses

Comentarios

Acerca del autor

Francisco Jiménez Reynoso

Doctor en derecho y miembro del Observatorio en Seguridad y Justicia de la Benemérita Universidad de Guadalajara.

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

anúnciate aquí-partidero-publicidad

Hemeroteca