Partidero es, ante todo, un punto de partida de cualquier índole. Un lugar de inicio, de arranque aunque intrínsecamente en su nombre pueda llevar alguna otra connotación o simbolismo.

En el caso que nos ocupa, se trata de un nuevo sitio o página web creada y sostenida por periodistas que tenemos, como propósito esencial, brindar información del acontecer cotidiano en nuestra sociedad y su entorno urbano, regional y nacional, principalmente.

Además, tiene la encomienda de brindar opiniones calificadas de distintos autores, y actores, sobre el devenir de los hechos que nos atañen o tienen interés periodístico que pueden contribuir a formar criterios en la opinión pública.
Plural, sin partidismos ni tendencias ideológicas de ninguna naturaleza será Partidero; sin mecenas de cualquier origen. Quienes lanzamos este proyecto respondemos por nosotros mismos, por nuestro ser y quehacer periodístico que venimos desempeñando desde hace años en distintos medios que han blandido sólo la libertad de expresión con el sólo ánimo de informar lo más apegado a la verdad.

La mayor parte de quienes conformamos este equipo, nos hemos desempeñado en la radio, ocasionalmente o no en la televisión y en la prensa escrita en medios locales y nacionales como fue Excélsior en su mejor época, la de Julio Scherer García quien, despojado de aquel diario, se reivindicó con la fundación y dirección de la revista Proceso.
Derivado de éstas y otras muchas experiencias periodísticas, asumimos el reto de incursionar en la noticia, su contexto y el análisis de temas de interés general, en el todavía, para muchos de nosotros, novedoso ciberespacio como es la red de internet, el periodismo digital, de alcances ilimitados.

La única limitante será el respeto a la ética, a la verdad, a la justicia y a la intimidad de las personas.
En suma, Partidero,quiere hacer el mejor periodismo, un periodismo de diez: veraz, honesto, creíble, estable –no coyuntural– y convertirse en un referente en el que quepan todas las corrientes del pensamiento… y de inconformidad ciudadana, de la auténtica sociedad civil.

Por eso también luchará por ser un medio libertario en el que no quepan jamás los intereses aviesos. Por tal razón, estaremos siempre abiertos a quejas y réplicas cuando justificadamente alguien se sienta inconforme ante cualquier situación de carácter público.