La crisis económica generada por la epidemia de Covid-19 en México, traerá una consigo una “severa recesión”, que significarán una contracción de entre el 7.5 y el 8.6% para el Producto Interno Bruto del país, según proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

A través del reporte de Perspectivas Económicas, el organismo internacional explicó que a México le afectarán factores como la caída del turismo, los bajos precios del petróleo y las medidas de confinamiento que se decretaron para evitar los contagios.

El organismo estableció dos escenarios para el país: en el primero se estima que solamente habrá un brote de Covid-19, por lo que la economía caerá 7.5%, lo que implica que se recuperará en el segundo semestre con el impulso de las exportaciones y el consumo. De darse ese caso, se espera que el PIB crezca 3% en 2021.

El segundo escenario considera una contracción de 8.6% por un segundo brote del virus, lo que llevará a nuevas medidas de confinamiento y a un mayor daño para la economía, la cual en 2021 caería de nueva cuenta, en 2%.

Ambos escenarios anticipan que las exportaciones caerán entre 8% y 9.2%, pero volverán a crecer en 2021 de 2.3% a 4.7%.

“El espacio fiscal es limitado pero dada la gravedad de la recesión, se justifica el tener medidas adicionales, ya que mitigarán las dificultades y revitalizarán la recuperación económica”, expuso.

“Esas medidas deben centrarse en proporcionar a los trabajadores afectados del sector formal e informal apoyos en sus ingresos, y evitar que desaparezcan las empresas viables”.

La OCDE añadió que es necesario reforzar la inversión privada para lograr una recuperación de los empleos, y para lograrlo es necesario “reducir la carga reguladora y la incertidumbre”.

Los escenarios de uno y dos impactos por el Covid-19 de la OCDE anticipan que este año la economía global se contraerá de 6.0% a 7.6%, y se recuperará el próximo año creciendo entre 2.8% a 5.2%. En tanto, los países que integran al organismo caerán de 7.5 a 9.3%, y el siguiente año crecerán de 2.2% a 4.8%.

Los escenarios para Estados Unidos contemplan un decrecimiento de 7.3% a 8.5% este año, mientras que para la Zona Euro las estimaciones son de un retroceso de 9.1% a 11.5%. Para Japón las proyecciones son de caída de 6% a 7.3%, para China una baja de 2.6 a 3.7%, en tanto que en Brasil se anticipa una contracción de 9.1%.

La OCDE prevé también que la tasa de desempleo mundial llegará a 10% en 2020 y se reducirá apenas a 9.9% en 2021 en el peor escenario, aunque podría quedar en 9.2% y bajar a 8.1% en el mismo periodo en caso de que no haya rebrote.

A su vez, el organismo proyecta que el comercio internacional se desplomará en 11.4% en 2020 y en el siguiente año crecerá 2.5% en el escenario de dos impactos por el Covid-19. Si no hay un segundo brote, el intercambio comercial se reducirá 9.5% este año y crecerá 6% en 2021.

 

 

Con información de El Universal

Comentarios