La Policía Federal mexicana informó que en las últimas horas localizaron dos tomas clandestinas y aseguraron  alrededor de 92 mil 600 litros de hidrocarburo, así como diversos vehículos utilizados para el trasiego. Esto en los estados de Michoacán, Tamaulipas y Sonora.

Luego de estos aseguramientos, la corporación dio aviso a personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) para la cancelación de los poliductos perforados.

En La Piedad, Michoacán, elementos de la División de Seguridad Regional tuvieron contacto con un tractocamión acoplado a un semirremolque y remolque que transportaba alrededor de 62 mil litros de combustible sin acreditar su legal procedencia.

En Río Bravo, Tamaulipas, agentes de la División de Gendarmería localizaron un poliducto de Pemex sobre la autopista Matamoros-Río Bravo, donde se encontraba un grupo de personas que aparentemente sustraía de manera ilegal gasolina.

La corporación federal indicó que los involucrados, al notar la presencia de los oficiales policiacos, dispararon contras los uniformados y huyeron a bordo de varios vehículos. En el lugar fueron abandonados cinco unidades cargadas con alrededor de 22 mil 600 litros de combustible.

En otro hecho, durante un recorrido de seguridad en Bacúm, Sonora, elementos de la División de Gendarmería, en coordinación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, detectaron un camión conectado con una manguera a una toma clandestina. La unidad estaba cargada con alrededor de ocho mil litros de combustible.

La Policía Federal informó de estos hechos a los agentes del Ministerio Público correspondientes, a fin de que realicenlas acciones jurídicas competentes.


 

Comentarios