Search
Generic filters
Filter by Categorías
Criterios
Debate Abierto
El Rincón de Clío
Elemental
Filosofando
Hostal
Júpiter
Las Uvas de la ira
Mirada Violeta
Nada que Perder
Partidiario
Puntos y Contrapuntos
Qucho
Terra Plana
Trascendidos
Cultura
Escenarios
Deportes
Más Que Un Juego
Exclusivas
Nación
Centro
Estados
Orbe
América Latina
Asia
Estados Unidos
Europa
Partidero TV
Política
Región
Jalisco
Occidente
Sin categoría
Urbe
Filter by Format
Audio
Gallery
Link
Map
Video

Select Page

¿RELEVO O DESTAPE?

¿RELEVO O DESTAPE?

Gustavo Monterrubio Alfaro

El cambio en la Secretaría de Gobernación, expele un rancio tufo futurista, en mi opinión. De los primeros que se percataron que algo encubría el movimiento de AMLO fue Felipe Cobián, con su teoría del
caballo negro, o sea, que el eventual candidato a sucederle podría ser Adán Augusto López Hernández, tabasqueño y paisano de AMLO; al que mantuvo a buen resguardo los tres primeros años, los más duros y
desgastantes, y llega fresco y sin cuestionamientos a la recta final; no obstante, su desempeño será determinante.

La carambola fue de tres bandas, limpias. Primero elimina a Olga Sánchez Cordero, la ex ministra de la corte jubilada y que se adorna con una aureola de santidad, pulcritud y rectitud seráfica, sin par;
no pocos la anotaban en la lista de suspirantes, aunque el gran elector nunca la incluyó en la suya.

En segundo lugar, despoja a medios de difusión clásicos y redes sociales que ya no reciben los millonarios contratos publicitarios del gobierno federal, o sea, el chayote a escala, de munición letal y
puedan bajar de la contienda a Ebrard y Sheinbaum, porque la tragedia de la mal llamada línea dorada es producto de la corrupción, la podredumbre, la irresponsabilidad, las complicidades, o sea, las
lacras de los gobiernos conservadores y neoliberales que AMLO no cesa en repudiar, cuestionar y denunciar y cuya oriflama es la lucha contra estos males, justamente, y sería una incongruencia monstruosa ignorar
la responsabilidad, culposa o no, de ambos y, lo más peligroso, poner en riesgo la continuidad del proyecto de AMLO.

Ambos pueden ser exonerados oficialmente, purificados incluso, por AMLO, pero el tribunal popular los señalará, juzgará y sentenciará como culpables, tal cual fue el caso de Salinas, respecto al asesinato de Colosio; aunque en este último sólo concitó la repulsa popular, pero en el primero se puede traducir en votos a favor de la oposición y contra los candidatos de la 4T.

No hay que olvidar que hubo muertos y heridos y daños materiales, y el dolor de los afectados lo explotarán los enemigos de AMLO, y existe la posibilidad que logren hasta hacer cambiar de opinión a los fieles seguidores del mismo, sobre la conveniencia o no de la continuidad de la 4T; en estos menesteres, o sea, la manipulación de la información y las mentes son expertos, viven de ello y se han dedicado desde hace cientos de años a perfeccionar las técnicas de manipulación mediática que con las redes sociales han alcanzado el clímax de la alienación y estupidización social, ante la cual, la vieja caja idiota palidece.

En tercer lugar, AMLO está empeñado en restablecer lo que sea posible y rentable políticamente de los llamados gobiernos revolucionarios y nacionalistas, la prueba irrefutable es la política social que
impulsa, incluso, tan clientelar como en el pasado, no obstante, no camina solo en este camino viejo; los reto a que señalen un solo gobierno, uno solo, en los tres niveles y del partido que sea, que no
manipule clientelarmente los dineros públicos que dispersa entre la plebe.

Recordemos que de las reglas no escritas del sistema, la Secretaría de Gobernación era la antesala de la presidencia de la república, y los neoliberales la reemplazaron por la de hacienda; de suerte que AMLO,
muy probablemente, volverá a darle la importancia y el poder que tuvo.

Es decir, que sean políticos los que dirijan el país, no tecnócratas.

Comentarios

Acerca del autor

Hemeroteca