Select Page

Retroceso a los derechos de las niñas y mujeres en Baja California Sur

Retroceso a los derechos de las niñas y mujeres en Baja California Sur

Hay una tendencia regresiva en los derechos humanos de las mujeres en el país. Primero fue Jalisco en el 2018, cuando se pretendió transformar el Mecanismo de Adelanto para las Mujeres en una forma institucional que incluyera a “todos los grupos vulnerables”, según lo expresó en su momento quien sería designada en la denominada Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, que pretendía ser de inclusión y de la diversidad.

Además, la semana pasada, la gobernadora electa de Chihuahua envió una iniciativa que pretende transformar la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Géner, para que ahora sea también de Atención a la Familia.  Y, la más reciente de estas acciones regresivas, ocurrió apenas el 24 de agosto de este 2021, cuando en el Cabildo de La Paz, Baja California Sur, el alcalde saliente ─de nombre Rubén Muñoz─ y todos los regidores salientes cambiaron de forma sorpresiva, el reglamento de estructura del ayuntamiento, eliminando al Instituto Municipal de las Mujeres.

La acción se dio a espaldas de las mujeres y en contubernio con la alcaldesa electa, Milena Quiroga, quien entrará en funciones el 27 de septiembre próximo. Ello con la excusa de crear la Dirección de Inclusión y Diversidad y, “por cuestiones prácticas”, desaparecieron todos los institutos municipales, incluyendo el de las mujeres, reduciéndolos a pequeñas direcciones subalternas.

La inclusión de la diversidad de condiciones humanas debiera ser una política transversal de los gobiernos, no reducida al obsoleto e irrespetuoso paradigma de “grupos vulnerables”. Las mujeres somos la mitad de la población, no un grupo y no vulnerables, sino que somos diferentes, diversas y ciertamente muchas en condiciones de vulnerabilidad social debido a las políticas, usos y costumbres patriarcales que deben ser erradicadas con medidas de acción positiva.

La acción que llevaron al cabo el alcalde saliente y la alcaldesa entrante es a todas vistas una acción retrógrada, que echa por la borda más de 40 años de lucha por los derechos y el bienestar de las mujeres. Es contraria a los acuerdos signados y comprometidos por México ante la comunidad internacional, de avanzar en la agenda de derechos humanos de las mujeres y en la Agenda 2030, a través de fortalecer los mecanismos de adelanto de las mujeres.

Grupos de mujeres organizadas y feministas de Baja California Sur y del país, realizan una exigencia a Milena Quiroga, alcaldesa electa del municipio de La Paz, para que, de manera inmediata, solicite al Cabildo REVIERTA el acuerdo de extinción del Instituto Municipal de las Mujeres y que, por el contrario, durante su administración se fortalezca con recursos humanos, materiales y financieros a la dependencia.

Los mecanismos para el adelanto de las mujeres, como son los institutos de las mujeres, fueron aprobados en 1995 en Beijing, por 189 países del mundo, a través de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, y son considerados por todos los gobiernos un mecanismo indispensable en la ruta para alcanzar la igualdad sustantiva con políticas públicas de igualdad de género, derivados de convenciones internacionales firmadas hace 40 años por México y ratificadas en diversos instrumentos internacionales.

No se puede permitir este atropello a los derechos y a las instituciones que han costado muchos años de lucha del movimiento feminista y amplio de mujeres en México.

Se invita a sumarse a las acciones de movilización para impedir este retroceso y  adherir su firma a la siguiente petición https://forms.gle/5VotRt4q9wT9ELtP9.

Como bien señalan las feministas Bajacalifornianas: SIN LAS MUJERES, LOS DERECHOS NO SON HUMANOS.

 

 

medium.com/dra-lupitaramos

@dralupitaramosp

lupitaramosponce@gmail.com

 

También te recomendamos:

Terminar el conflicto, pide Villanueva a Alfaro

 

Comentarios

Acerca del autor

Guadalupe Ramos Ponce

María Guadalupe Ramos Ponce es doctora en Cooperación y Bienestar Social por la Universidad de Oviedo, además de investigadora y académica de la Universidad de Guadalajara. Funge también como coordinadora del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer en México (CLADEM) en Jalisco.

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

anúnciate aquí-partidero-publicidad

Hemeroteca