Zapopan, Jalisco.- Luego de que policías estatales no permitieron a un grupo de migrantes centroamericanos salir del albergue habilitado en el auditorio Benito Juárez, en Zapopan, se manifestaron.

El comandante Fernando Andrade, de la policía estatal, comentó a Partidero que no les permitía salir porque los vecinos se habían quejado de que consumían drogas y alcohol en los alrededores o les pedían dinero.

Tras negociar, el comandante les autorizó salir de 10 en 10.

Esta mañana la mayoría de migrantes que ahí se albergaban, abandonaron el lugar para continuar su paso hacia los Estados Unidos.

Comentarios