Aproximadamente el 10% de las gasolineras de las zonas con crisis de abastecimiento pidieron verbalmente permiso a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para racionar la venta de combustible, informó el titular del organismo, Ricardo Sheffield Padilla.

“En lo general no puedes limitar la venta, es una medida excepcional y no está generalizada. Menos del 10% de las gasolineras en la zona afectada” han pedido permiso verbal en las delegaciones de la Profeco, explicó.

En conferencia de prensa sobre los “Resultados de los operativos decembrinos y día de Reyes 2018-2019”, Sheffield comentó que hay gasolineras que venden 10 litros por cliente, aunque hay otras que decidieron poner topes de 20, 30 o hasta 40 litros.

Dijo que no hay desabastecimiento nacional, sino que se concentra en Nayarit, Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro y una parte de Hidalgo.

Descartó que haya alzas de precios provocadas por esta situación, al contrario, dijo que va a la baja y añadió que tampoco se han registrado abusos.

“En el desabasto solamente hemos recibido formalmente vía telefónica una denuncia de una gasolinera en el municipio de León Guanajuato, en donde el consumidor de manera fundada se quejaba que le estaban despachando combustible a ciertos consumidores, clientes de la gasolinera y no a los que estaban formados en la fila (sic)”, relató.

Explicó que realizaron operativos para revisar que las gasolineras cerradas no tuvieran gasolina guardada para luego especular en futuras ventas de combustible y se constató que solamente tuvieran los cinco mil litros mínimos para evitar que se produzcan gases, porque no pueden quedar vacíos los tanques de almacenamiento.

Además, se les pidió que mostraran que ya hicieron la solicitud de compra de gasolina a Pemex o a su distribuidor.

Comentarios