ONU investiga desapariciones en Jalisco

Por primera vez acude a México el Comité para las desapariciones Forzadas de la ONU. En su visita -que se desarrolla del 15 al 26 de noviembre- personal de ese organismo internacional se acerca a algunas de las miles de familias que enfrentan la tragedia de la desaparición de un ser querido.
El tema trágico, golpea a más de 95 mil familias en territorio nacional. La cifra es como un dato extraído de los reportes de una guerra, un conflicto armado o una revolución que deja de manifiesto que quien gobierna en México, es la impunidad con que operan los grupos criminales y sus aliados en los cuerpos policíacos.
En Jalisco, en el periodo que va de 1995 a 2021, la lista es de 10 mil 500 desaparecidos, la mayoría de esos casos ocurrieron tan solo en los últimos tres años, según el referente de organismos defensores de los derechos humanos. Basta con meterse a las colonias populares de cualquier municipio para conocer el grado de tragedia.
En los pocos días que tuvieron para hacer campaña, en la elección extraordinaria de Tlaquepaque, algunos de los candidatos se dieron cuenta de cómo existen barrios donde el miedo se impone y las desapariciones están a la orden del día. El Tapatío, El Campesino, Las Juntas, Las Liebres, Las Pintas e incluso en la zona centro de San Pedro y San Martín de las Flores, por todos lados hay reportes de personas desaparecidas.
El colmo es que justo cuando se lleva a cabo la visita de los relatores de la ONU, dos agentes de élite de La Marina, son secuestrados de un centro comercial, en Zapopan en un hecho ocurrido después de la detención de la esposa del líder del Cartel de Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera, Rosalinda “N”, mujer acusada de lavado de dinero.

Comentarios