11 de junio de 2022.- La zona de El Vigía, en el área conocida como La Curva, donde se registró un socavón con la pasada tormenta del lunes 06 de junio, en el municipio de Zapopan, se ha convertido en una de las más conflictivas porque la cantidad de agua que cae se ha duplicado en los últimos tres años.

“Cae el doble del agua, los volúmenes son más altos, al doble de lo que se tenía hace tres o cuatro años, escurre más que antes”.

Luis Valdivia Ornelas, profesor e investigador del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial del CUCSH, señaló para Partidero Jalisco que, si bien por el momento no se puede hablar de riesgo, la situación sí debe alertar a las autoridades para que no se convierta en un peligro.

“Es una zona de inundación, tenemos registros de 15 o 20 años, con la famosa curva por el agua que viene desde el Periférico”.

El experto en investigación sobre los puntos de inundación en la zona metropolitana de Guadalajara, explicó que, por la construcción de fraccionamientos y la impermeabilización en toda la zona de La Cima, Nuevo México, Santa Margarita y en los alrededores de la carretera a Tesistán, ocasiona cauces, que el agua escurra hasta esa zona de Laureles y El Vigía, lo que se une a las lluvias copiosas.

Dijo que las autoridades y constructoras, deben estar alertas en “situación de observación”, al considerar el tipo de subsuelo que se tiene y acelerar los procesos de excavación y cimentación, previo a los temporales de lluvias.

Con ello se pueden evitar hechos como el del pasado lunes, cuando se desprendió gran parte de tierra en la obra que se lleva a cabo en Juan Pablo II en su cruce con Sarcófago.

Consideró que esto se puede convertir en un tema delicado y más si se toma en cuenta que es una zona donde se ubica las columnas de la Línea 3 del Tren Ligero.

Comentarios