Select Page

En UdeG florecen las empresas de Raúl Padilla y se marchita la esperanza de miles de jóvenes

En UdeG florecen las empresas de Raúl Padilla y se marchita la esperanza de miles de jóvenes

Puntos y Contrapuntos

Criterios

 

Año con año se repite la misma historia; surgen las mismas preguntas; se experimenta el mismo desencanto y se expresa la rabia mal contenida de miles de jóvenes y de sus respectivos padres, que ven naufragar las ilusiones de sus hijos, y las suyas propias, en esa aspiración que pretende atrapar al vuelo una muy esquiva visión del paraíso, para cambiar ─en una enorme cantidad de casos─ la historia del fracaso, la marginación y la pobreza.

Para miles de jóvenes la ruta para llegar al paraíso estará plagada de accidentes, de penurias, de desencantos y frustraciones, porque el futuro quedará hipotecado al ingrato compromiso del pago puntual de sacrificadas cuotas, que les abran las puertas de instituciones que no siempre tienen un sólido prestigio académico, que respalde a sus egresados cuando tengan que transitar por los sinuosos caminos de un mundo ingrato y agresivo.

Todos los años, miles de muchachos ven esfumarse sus esperanzas, mientras que en la injusta irracionalidad con la que opera la principal institución educativa de educación superior del Occidente del país, se profundiza el manejo personalísimo, discrecional y patrimonialista que un cacique y su grupo de incondicionales hacen de los recursos públicos que le son confiados a la Universidad de Guadalajara.

Hay una inmensa fuga de recursos que se destinan a actividades que, debido a los propósitos esenciales de la Universidad de Guadalajara, no parecen sustantivas y tampoco racionales: la cultura y la farándula. Que merman de manera gravemente significativa, las finanzas de la institución, para lubricar los intereses y caprichos del cacique que desde hace treinta años controla con mano férrea la UdeG: el exrector (1989-1995) Raúl Padilla López, sin cuya voluntad y aprobación nada se mueve en la institución.

 

LA DESGRACIA

La nota de la reportera Brenda Sánchez, en Mural, publicada el pasado martes 23 de julio del 2019, es muy ilustrativa del círculo perfecto de las desgracias: “De los 54 mil 335 aspirantes a alguno de los 126 programas de educación superior en la Casa de Estudio, sólo 18 mil 162 lograron ser admitidos, 141 personas más que hace un año. Sin embargo, el 67 por ciento restante -36 mil 173 jóvenes-, quedó fuera”.

Una detallada tabla elaborada por la reportera y por Mural hace el recuento anual de las esperanzas fallidas de miles de jóvenes. Señala que el porcentaje anual de quienes ingresaron a la UdeG en 2019 fue de apenas el 36%, la cifra más baja y más terriblemente ingrata de la última década. Los ingresos más pobres de estudiantes que cursaron una licenciatura en la UdeG, antes del 2019, fueron de 37% en 2010 y de 39% en 2011.

No hay cupo suficiente, se argumenta, porque la UdeG no dispone de recursos suficientes para ofrecer más espacios. Desde hace una década sólo entran a la UdeG, en promedio, 40 de cada 100 jóvenes que aspiran a cursar una licenciatura. Cifra fatal que no se ha modificado, por lo menos no para bien.

Pero si analizamos los presupuestos anuales de la UdeG entre 2010 y 2019 encontramos algunas respuestas. Una simple consulta a los presupuestos oficiales de la institución, que están disponibles en su página institucional de transparencia, permite observa situaciones muy interesantes.

Los presupuestos anuales de la UdeG han crecido en forma considerable. En 2010 dispuso de un presupuesto de 7 mil 484 millones 709 mil 631 pesos. Cinco años después el presupuesto de la UdeG ya había llegado a 10 mil 541 millones 82 mil 453 pesos. Un crecimiento presupuestal del 40.83%. En 2010 ingresó a las aulas de la universidad jalisciense el 37% de los aspirantes a una licenciatura y en 2015 la buena fortuna favoreció al 41%.

En 2019 el presupuesto de la UdeG es de 13 mil 742 millones 73 mil 848 pesos. Con respecto al presupuesto de 2015 representa un |aumento del 30.36%. Pero el ingreso de alumnos bajó del 41%| al 36%.

Entre 2010 y 2015 el presupuesto de la UdeG aumentó en 3 mil 56 millones 373 mil 822 pesos. Y entre 2010 y 2019 el aumento presupuestal fue de 6 mil 257 millones 364 mil 217 pesos. Una impresionante alza del 83% en los más recientes 10 años. Pero aun así no hay cupo suficiente para los jóvenes que demandan ingresar a sus aulas para cursar una licenciatura.

 

¿POR QUÉ?

En la última década, del 2010 al 2019, la Universidad de Guadalajara ha recibido, en la suma de sus presupuestos anuales, 106 mil 261 millones 954 mil 309 pesos. De ese dinero, el Corporativo de Empresas Universitarias (CEU), del cual es presidente del Consejo de Administración el exrector (1989-1995) Raúl Padilla López, ha recibido financiamiento que suma un total de 5 mil 767 millones 17 mil 456 pesos.

Cada año las empresas que administra “El Licenciado” ─como genéricamente se conoce al cacique que desde hace 30 años controla la institución-─ gastan en promedio más de 500 millones de pesos por calendario, presupuesto con el que bien podría financiarse, holgadamente, todo un centro universitario.

En 2019 el CEU tendrá un presupuesto de egresos de 654 millones 221 mil 632 de pesos. Mucho más que el Centro de Ciencias Económico-Administrativas (CUCEA), que dispondrá este año de 593 millones 781 mil 440 pesos. También por encima del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño que dispondrá de 338 millones 198 mil 373 pesos; del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería, que gastará 647 millones 15 mil 891 pesos, y del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, que tiene presupuestados 392 millones 477 mil 168 pesos.

El presupuesto para las empresas que maneja Padilla López rivaliza con el de centros universitarios tan grandes e importantes como el de Ciencias Sociales y Humanidades, que este año dispondrá de 686 millones 700 mil 685 pesos.

udeg empresas universidad de guadalajara partidero pedro mellado puntos y contrapuntos

En 2019 el CEU operará 15 entidades empresariales: Club Deportivo UdeG, Editorial Universitaria, Empresa Desarrolladora de Software y de Negocios, Empresa Servicios Universitarios, Feria Internacional del Libro, Hotel Villa Montecarlo, Hotel Villa Primavera, Inmobiliaria Universitaria, Librería Carlos Fuentes, Operadora Universitaria de Energía, Operadora Auditorio Metropolitano, Operadora Centro Cultural Universitario, Operadora de Estacionamientos, Operadora Parque Industrial Los Belenes y Sistema Corporativo Proulex-Comlex.

Pese a su generoso presupuesto, las empresas que administra Raúl Padilla López no le aportan a la UdeG recursos para financiar algún programa docente, académico o de investigación.

Al pie de la página 51 del presupuesto oficial 2014 de la UdeG se advierte: “Las utilidades serán para el pago de los intereses y abono a capital del crédito para el Auditorio Metropolitano, según resolutivo tercero del dictamen número II/2006/484 del H. Consejo General Universitario de fecha 19 de diciembre de 2006”.

Al pie de la página 54 del presupuesto oficial 2015 de la UdeG se señala: “Las utilidades serán para el pago de los intereses y abono a capital del crédito para el Auditorio Metropolitano, según resolutivo tercero del dictamen número II/2006/484 del H. Consejo General Universitario de fecha 19 de diciembre de 2006”.

Al pie de la página 60 del Presupuesto de Ingresos y Egresos 2016 se lee: “Las utilidades serán para el pago de los intereses y abono a capital del crédito para el Auditorio Metropolitano, según resolutivo tercero del dictamen número II/2006/484 del H. Consejo General Universitario de fecha 19 de diciembre de 2006”.

Al pie de la página 62, del presupuesto de Egresos 2018 de la UdeG, donde se exhibe el presupuesto del CEU, aparece la siguiente leyenda: “Las utilidades serán reinvertidas en las empresas y nuevos proyectos productivos”. El mismo enunciado aparece en la página 57 del presupuesto oficial de egresos 2019 de la UdeG, en el sitio donde se exhibe el presupuesto del CEU.

 

EPILOGO

¿Cuándo terminarán los gobiernos, el estatal, del emecista Enrique Alfaro Ramírez, y el federal, del morenista Andrés Manuel López Obrador, con la perniciosa discrecionalidad e irracionalidad de tan desmesurado gasto, que marchita las esperanzas de miles de muchachos que no tienen cupo en la UdeG?

¿Algún día dispondrán que las finanzas de la UdeG y del CEU en particular, sean revisadas de manera independiente, profesional y rigurosa por la Auditoría Superior del Estado de Jalisco y por la Auditoría Superior de la Federación? ¿Pondrán atención a este caso ─algún día─ la Contraloría de Jalisco y la Secretaría de la Función Pública federal?

¿Algún día pondrá los ojos en este caso la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, para verificar el pertinente y correcto uso de los recursos que le son confiados a la UdeG, divididos por mitad entre lo que aportan los gobiernos estatal y federal?

Nunca tantos habían sido afectados por tan pocos. Es evidente que, durante tres décadas, ha habido presuntas autoridades omisas o cómplices.

Comentarios

Acerca del autor

Quienes Somos

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

1

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir