El campeón del mundo, Max Verstappen a bordo de su RB18 de Red Bull lució imponente en la pista de Monza y se llevó el Gran Premio de Italia ante la frustración de todo lo que tiene que ver con Ferrari, tanto los pilotos, como de los tifosi que estaban presentes apoyando a sus pilotos, en gran parte porque la carrera finailzó con un “safety car”. Sergio Checo Pérez se debió conformar con el sexto puesto tras una accidentada salida.

El monegasco Charles Leclerc simpelemente no pudo con el neerlandés, ni con las estrategias de equipo, ni con el auto de seguridad que ingresó a la pista debido a un altercado con el auto de Daniel Ricciardo, en donde incluso tuvo que ingresar una grúa para retirar el monoplaza de McLaren.

Así, Verstappen ganó su quinta carrera consecutiva y en el podio se vio acompañado por Charles Leclerc de Ferrari y George Russell de Mercedes, mientras que el mexicano Sergio “Checo” Pérez concluyó en la sexta posición, luego de escalar siete posiciones y de paso llevarse un punto extra por la vuelta más rápida.

Comentarios