Guadalajara, Jalisco.- Aunque las autoridades del estado de Jalisco han negado que exista un crisis en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), el registro de Personas Fallecidas Sin Identificar registra mil 262 cadáveres no reclamados que aún están en las morgues locales.

Dicha cantidad se incrementa cada día, pues hasta el pasado mes de enero había mil 165 cadáveres no identificados. Es decir, en poco más de un mes la cifra subió en 197 cuerpos.

No obstante, el pasado 11 de febrero seis laboratorios de Ciencias Forenses en el estado fueron reconocidos por el Consejo Nacional de Acreditación ANSI-ASQ (ANAB, por sus siglas en inglés) con el auspicio del Consulado General de Estados Unidos en Guadalajara.

Durante este evento, Macedonio Tamez, coordinador del Gabinete de Seguridad estatal, negó que hubiera crisis en el IJCF.

“Estos certificados que hoy nos están entregando son la respuesta a los que hablan de una crisis que no existe y que quisieran que existiera. Los principales interesados en que el Instituto fracase, son los criminales, no va a fracasar y cada vez alcanza mayor eficacia y confiabilidad”, señaló.

La certificación de los seis laboratorios del IJCF fue costeada por el gobierno de Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida y las auditorías para otorgarla se llevaron a cabo del 28 al 30 de octubre de 2019.

En contraparte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco emitió el pasado 2 de enero una recomendación sobre los cuerpos transportados en tráileres refrigerados en 2018, y señaló malas prácticas en el tratamiento y conservación de los cuerpos, lo que complicó su identificación, además alertó de la incineración de los depositados en 700 urnas bajo resguardo del IJCF.

También te recomendamos:

Nueva crisis forense por aumento de cuerpos en el IJCF

En contraparte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco emitió el pasado 2 de enero una recomendación sobre los cuerpos transportados en tráileres refrigerados en 2018, y señaló malas prácticas en el tratamiento y conservación de los cuerpos, lo que complicó su identificación, además alertó de la incineración de los depositados en 700 urnas bajo resguardo del IJCF

Comentarios