Guadalajara, Jalisco.- Aunque hace poco más de un año el gobernador Enrique Alfaro Ramírez aseguró públicamente que la Fiscalía del Estado de Jalisco se encontraba infiltrada por el crimen organizado, aseguró que está en marcha un proceso de reestructuración para evitar que ésta sea cooptada.

Tras anunciar también cambios en el Gabinete de Crecimiento y Desarrollo Económico, con la salida de Alejandro Guzmán Larralde, el mandatario estatal informó también que la depuración de elementos presuntamente al servicio de malhechores, no sólo se ha centrado en la Fiscalía, sino en las diversas corporaciones policiacas.

“Lo que sí puedo decir es que los trabajos de depuración en la Fiscalía, en la corporación de la Policía Estatal, en las policías municipales, son permanentes, hay muchos resultados. Para nadie es un secreto que el crimen organizado se ha infiltrado, no solamente en una institución sino en las instituciones de seguridad en su conjunto y que el proceso de depuración debe ser permanente y va a llevar tiempo”, indicó a medios de comunicación.

Y abundó: “En unos días, estamos terminando la propuesta integral de la Fiscalía y la Secretaría (de Seguridad Pública) a partir de los ajustes que estamos planificando en la estrategia para una siguiente etapa del trabajo de seguridad en Jalisco”.

No obstante, pidió también cuestionar a la Fiscalía General de la República, pues ante dicha institución se interpuso la denuncia correspondiente.

A inicios de junio de 2020, tras el asesinato de Giovanni López por policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, se llevó a cabo una manifestación en las inmediaciones de la Fiscalía jalisciense, en la llamada Calle 14, para exigir justicia. No obstante, agentes de investigación detuvieron arbitrariamente a una treintena de jóvenes, a algunos de los cuales, incluso, fueron trasladados a zonas alejadas de la ciudad, donde fueron abandonados.

Acto seguido, el gobernador se deslindó y a sí mismo y al fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, de participación en el asunto.

“Mi instrucción fue no usar la violencia, mantener la actitud de contención pacífica. Por supuesto que fue desobedecida y desacatada por el grupo de ministeriales que atacó a estos jóvenes ¿Quién dio la orden e instrucción? Evidentemente no fue el fiscal del estado, tenemos certeza de eso. Lo que tenemos es la obligación de investigar si esta instrucción surgió de algún lado que tenga que ver con grupos de la delincuencia, declaró en un mensaje emitido en sus redes sociales.

Pese a ello, al día de hoy los agentes detenidos tras la manifestación se encuentran en libertad.

También te recomendamos:

A un año de protestas por Giovanni, insiste Alfaro en los ‘sótanos del poder’

Comentarios